Inician las elecciones más polarizadas en la historia reciente de Brasil

Jueves, 11 Oct, 2018

Con 99% de las casetas registradas tras las elecciones presidenciales de Brasil, el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro conducía la carrera presidencial con 46% de los votos, seguido por el izquierdista Fernando Haddad con el 29,3%.

El Partido de los Trabajadores (PT), la formación liderada por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, fue la que más gobiernos regionales obtuvo en la primera vuelta de las elecciones de ayer en Brasil, con tres gobernaciones y la posibilidad de conquistar una cuarta.

Jornada electoral en Brasil.

Mientras Bolsonaro tiene 45% de índice de rechazo, Haddad tiene 41%, destaca la revista en base a datos de Datafolha.

El entorno de Jair Bolsonaro afirma que el vencedor de las elecciones del domingo encarna el fenómeno de la "ola" que llevó a la presidencia al outsider conservador estadounidense Donald Trump, cuya victoria en 2016 causó sorpresa en algunos analistas. Ni las encuestas más beneficiosas para Bolsonaro habían previsto un triunfo tan holgado que lo dejó a sólo 4 puntos de ser elegido en primera vuelta.

Al contrario de Bolsonaro, Haddad es un defensor de una mayor intervención del Estado en la economía y prometió derogar todas las medidas de ajuste fiscal adoptadas por el actual presidente, Michel Temer, para sanear las cuentas públicas, cuyo déficit es considerado como la mayor amenaza a la economía brasileña.

Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército, votó en una escuela de la Villa Militar, en la zona oeste de Río de Janeiro, acompañado por su hijo, Flavio Bolsonaro, que es favorito a uno de los dos escaños al Senado por Río de Janeiro en juego en las legislativas de hoy.

"Vamos al campo democrático con una única arma, el argumento; nosotros no portamos armas, vamos con la fuerza del argumento para defender a Brasil y a su pueblo, sobre todo a su pueblo más sufrido", dijo.

Bolsonaro, el único candidato que no apareció ante la prensa, y quien sigue en convalecencia médica tras el atentado que sufrió del 6 de septiembre, dijo tras la votación en una alocución por Facebook que el sistema de urnas electrónicas le impidió imponerse en el primer turno.

Bolsonaro hizo buenos los pronósticos apuntados por las encuestas previas, que le otorgaban una cómoda victoria, y se quedó a las puertas de lograr la Presidencia en primera vuelta, aunque finalmente, los 49.14 millones de votos obtenidos no fueron suficientes para lograr la mitad más uno de los votos.