(VIDEO) Habitantes de Indonesia corren por su vida al ver el tsunami

Jueves, 11 Oct, 2018

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades de Indonesia elevaron a 2 mil 10 los muertos en el terremoto y tsunami que golpearon la región central de isla de Célebes, donde oficialmente hay 671 desaparecidos, pero se teme que haya unas 5 mil personas bajo el barro y los escombros.

En un principio se indicó que la cifra de fallecidos era mil 944, pero después se corrigió a mil 948 en una rueda de prensa en Yakarta, de las cuales 885 han sido enterradas en fosas comunes y del resto se encargaron sus familiares.

Sutopo situó el número de heridos en 10 mil 679, 2 mil 549 de ellos graves, y los desplazados en 82 mil 775 acogidos en más de un centenar de refugios. La Agencia Gubernamental para la Gestión de Desastres asegura que en la isla de Célebes está prácticamente restablecido el abastecimiento de servicios básicos como el agua o la electricidad.

Yoedhi Swastono, jefe de la división de la BNPB encargada de coordinar la ayuda internacional, dijo que Indonesia ha recibido ayuda logística y material, como generadores, material de acampada y aviones de transporte de 13 países, y añadió que otros países han colaborado con donaciones económicas. El gobernador de la provincia insta a la población a seguir con la vida normal.

El Ministerio de Educación también hizo un llamamiento a los responsables de las zonas afectadas a reanudar las clases, pero aparte de los daños sufridos por los colegios "muchos profesores están afectados por traumas", según Rampangilei.

Olas de hasta seis metros de altura azotaron Palu el 28 pasado, tras un terremoto de 7,5 grados en la escala abierta de Richter, que dejó hasta el momento un saldo de al menos mil 700 muertos, otros dos mil 600 lesionados y 265 desaparecidos.

Las autoridades estiman que cerca de 5 mil personas han quedado sepultadas por el barro en Petobo y Balaroa, dos zonas de Palu.

El desastre natural en Célebes es el peor ocurrido en Indonesia después del tsunami que barrió la provincia de Aceh, en el oeste del archipiélago, en 2004, cuando murieron 167 mil personas.