Atención a los jóvenes

Viernes, 12 Oct, 2018

La mitad de estas enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan. Los trastornos emocionales, como la ansiedad, los de la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia, los del comportamiento infantil, como la hiperactividad, o la psicosis, con alucinaciones o delirios, son algunos de los problemas mentales que tienen los jóvenes y que deben ser detectados cuanto antes por miembros de su familia, en los centros educativos, o por sus propios amigos.

Con la frase "De cerca nadie es normal", los trabajadores y pacientes del Hospital de Salud Mental San Francisco de Asís y de Salud Pública, entregaron folletos e hicieron participar a los ciudadanos de la toma de conciencia con respecto al enfoque este año por tal conmemoración; "Los jóvenes y la salud mental en un mundo de transformación".

Uno de los objetivos prioritarios de este Plan, enmarcado en la Estrategia Autonómica de Salud Mental 2016-2020, es reducir en un 10 % las tasas de suicidio en la Comunitat Valenciana, tal y como recoge la OMS en el Plan de Acción de Salud Mental.

"Este año la Organización Mundial de la Salud decidió enfocar el tema en los jóvenes, ya que son ellos las principales víctimas de la depresión; por lo que queremos guiarlos en esta difícil etapa, acercando cada vez más los servicios preventivos para que tengan la oportunidad de disfrutar la vida sin alteraciones", añadió.

Actualmente la depresión ocupa el tercer lugar en las enfermedades más comunes en la población mundial, siendo el suicidio la segunda causa de muerte en jóvenes de 14 a 24 años.

Desafortunadamente, las personas con problemas mentales siguen siendo estigmatizadas y sufren marginación, por lo que en muchos casos no buscan ayuda.

La OMS subrayó la importancia de capacitar a los trabajadores sanitarios para que brinden apoyo psicosocial en las escuelas y comunidades y llamó a los gobiernos a invertir en programas de salud mentalpara los jóvenes. La jornada fue declarada por las Naciones Unidas y se celebra el 10 de octubre.

Pramila Patten indicó que la violencia sexual es un delito grave que afecta a millones de personas en el mundo, sobre todo mujeres y niñas, creándoles grandes traumas y sentimientos de humillación y falta de autoestima para superarlos.