Coca-Cola, Pepsi y Nestlé, firmas más contaminan los océanos con plástico

Viernes, 12 Oct, 2018

Coca-Cola asegura que todos sus envoltorios serán reciclables; Nestlé prometió que serán reciclables o reutilizables, mientras que Pepsi indicó que serán reciclables, compostables o biodegradables.

El estudio forma parte de la campaña mundial Break Free From Plastic (Libérate de los Plásticos), con la que Greenpeace y otras organizaciones han analizado la contaminación de este tipo en 42 países.

Las compañías transnacionales Coca-Cola, PepsiCo y Nestlé son los mayores productores mundiales de basura plástica, indicó un reporte del grupo de defensa del medioambiente Greenpeace difundido este martes. La semana pasada, la tripulación a bordo del barco de Greenpeace, Arctic Sunrise, incluso encontró una botella de Coca intacta en la Gran Isla de Basura del Pacífico, a cientos de kilómetros de cualquier tierra habitada.

Las cinco compañías nombradas por Greenpeace fueron responsables del 46 % de la basura plástica que pudo ser identificada a través de su etiquetado.

MÁS INFORMACIÓN: Estas 10 compañías están inundado los mares con su plástico. "Si se empeñan en seguir utilizando para sus productos envolturas innecesarias de plástico, seguirán alentando su fabricación y por tanto la contaminación", apuntó Hernandez en declaraciones a EFEverde. El objetivo de Greenpeace era obtener una fotografía de cómo contribuyen las grandes corporaciones al problema de la contaminación y vaya si lo ha conseguido.

"Debemos exigir a las corporaciones detrás de estas marcas de consumo masivo que dejen ese mal hábito de sobreempaquetar sus productos y revertir la demanda de más plástico", indicó Hernández.

El 80 % de las 8.300 millones de toneladas métricas de plástico producidas desde 1950 todavía perdura en el medio ambiente, fundamentalmente en los océanos, según estudios recientes citados en el informe presentado hoy.

Desde entonces, solo el 9 % de esa cantidad de plástico ha sido reciclada adecuadamente y el 12 % incinerada.

En los últimos meses se han visto muchas marcas sumarse con acciones de marketing ambiental a una cruzada global en contra del plástico para reducir la contaminación en los océanos.

El hashtag está siendo usado como una llamada de atención a esas empresas, para pedirles compromisos, y para compartir que sabemos quiénes son los responsables de la contaminación plástica: las corporaciones, no la ciudadanía. El movimiento Break Free From Plastic está instando a las compañías a que pongan fin a su confianza en los plásticos de un solo uso, priorizando la innovación y los sistemas alternativos de entrega de productos.

La función e iniciativa de "Break Free from Plastic" tuvo origen en 2016 con la intención de abogar por un futuro libre de plásticos, que durante el largo proceso de su desintegración liberan gases invernadero, más que todo metano, contribuyendo al cambio climático.

Las botellas y otros plásticos se están acumulando rápidamente en los océanos del mundo.