El FMI volvió a bajar sus previsiones para la economía argentina

Viernes, 12 Oct, 2018

La asamblea anual del FMI que tiene lugar en la turística isla de Bali, en Indonesia, y se prolongará hasta el 14 de octubre ha remarcado las crecientes sombras por las tensiones comerciales y este martes rebajó las previsiones de crecimiento global al 3.7 % para este año y el próximo.

El Fondo revisó este lunes a la baja sus pronósticos de crecimiento para el país, con una reducción del 2,6% en el PBI este año y alza en la inflación.

El año pasado, la economía colombiana creció el 1,8 %, el resultado más bajo desde 2009, cuando fue de 1,7 %. Mientras que el Gobierno nacional estima para 2019 una caída de 0,5% del PBI y una inflación de 23%.

De otra parte las perspectivas para Latinoamérica no son buenas, según el FMI, las crisis de Argentina, Venezuela y la duda económica de Brasil llevarán a que el registro sea de 1,2% un punto por debajo de lo logrado en el 2017.

El colapso de la economía venezolana no ofrece signos de mejoría, según los últimos pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que alerta del riesgo de una pérdida del 60% de la riqueza per cápita entre 2013 y 2023, cifra que se asemeja en la historia reciente al empobrecimiento sufrido por la población de países en guerra o inmersos en procesos revolucionarios, mientras que la hiperinflación en el país sudamericano alcanzará el 10.000.000% en 2019.

El Fondo dejó sin cambios las previsiones de crecimiento para 2018 de los dos países: un 2,9 por ciento para Estados Unidos y un 6,6 por ciento para China.

En el Informe sobre Perspectivas Globales, el organismo internacional proyecta que el país seguirá en recesión por lo menos hasta 2019 y que la inflación rondaría el 40% este año y el 20 el que viene. Irán, que enfrenta una nueva ronda de sanciones el mes próximo, también sufrió un recorte de su previsión de expansión.

Crecimiento económico en países de Suramérica y México. "Se espera que la economía se contraiga en un 1,6% adicional en 2019", agregó.

De acuerdo al FMI, los países de mercados emergentes, excluyendo China, podrían enfrentar salidas de sus carteras de deuda de hasta u$s 100.000 millones, un nivel visto por última vez durante la crisis financiera mundial.

"En general, el crecimiento económico mundial sigue siendo sólido en comparación con el principio de esta década, pero parece haberse estancado", señaló el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, subrayando que el crecimiento de 3,7% proyectado es igual al alcanzado en 2017.

El FMI dijo que el balance de riesgos ahora se inclina a la baja, con una mayor probabilidad de que las condiciones financieras se ajusten aún más a medida que se normalicen las tasas de interés, afectando a los mercados emergentes en un momento en que el crecimiento de la demanda, liderado por Estados Unidos, comenzará a disminuir a medida que expiren algunos recortes fiscales.