Arabia Saudí arrinconada por la desaparición de Khasshoggi

Sábado, 13 Oct, 2018

"Vamos a llegar al fondo de esto y habrá un castigo severo", dijo Trump al canal CBS, según extractos difundidos hoy.

El portavoz presidencial turco, Ibrahim Kalin, anunció a la agencia de noticias estatal Anadolu este pasado jueves (12.10.2018) que su país investigará junto con Riad el caso, pero las nuevas revelaciones generan muchas dudas al respecto.

El ministro del Interior de Arabia Saudí, Abdelaziz bin Saud bin Nayef, ha desmentido este sábado en un comunicado las "falsas acusaciones" vertidas en estos últimos días contra su país, en la medida en que las supuestas "órdenes para matar" a Jashogi son "acusaciones infundadas", según la agencia SPA.

"Khashoggi sincronizó el reloj con su teléfono móvil, que dejó (en manos de) su novia antes de entrar (en el consulado)", explica el diario, citando "fuentes fiables" de la investigación.

Una delegación saudita llegó a Turquía para mantener conversaciones sobre el periodista desaparecido Jamal Khashoggi, mientras Riad y Ankara siguen enfrentadas sobre las razones de su ausencia desde la semana pasada.

El diario estadounidense The Washington Post, en el que Khashoggi había escrito artículos críticos con su país, afirmó el viernes que el gobierno turco informó a las autoridades de EE.UU. que dispone de grabaciones de vídeo y audio que demuestran que el periodista fue asesinado en el consulado. Y si eso fuera así, estaríamos muy molestos y enojados.

En esa entrevista, el mandatario estadunidense considera que Arabia Saudita podría ser responsable de la desaparición de Khashoggi, columnista del diario estadunidense The Washington Post.

Según concluye Sabah, la policía y los servicios de inteligencia turcos (MIT) lograron "revelar el asesinato analizando en la nube las grabaciones de audio que los saudíes no pudieron borrar". Una donde cualquier voz de protesta de sus ciudadanos enseguida es silenciada, donde el temor de cualquier opinión diferente a la de los monarcas hace que las personas no puedan si quiera opinar y expresarse sin esperar la represión del gobierno.

Khashoggi desapareció el pasado 2 de octubre, tras entrar en el consulado saudí en Estambul para recoger unos documentos oficiales necesarios para su boda con su novia turca.

El consulado de Arabia Saudita se ha negado a entregar los clips del recinto en los que se ve a Khashoogi entrar pero no salir, y aunque los agentes turcos han comenzado a rastrear los alrededores de la sede diplomática con la esperanza de hallar rastros de ADN del periodista, sus esfuerzos han sido en vano. "Sí", concedió Trump, quien posteriormente aseguró: "En un futuro no muy lejano, creo que sabremos una repuesta".

Líderes mundiales como el secretario general de la ONU, António Guterres, y los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, o el francés Emmanuel Macron, entre otros, han pedido que se esclarezcan las causas de la desaparición.

Arabia Saudita dio luz verde el martes a un registro de su consulado en Estambul, pero este viernes aún no había tenido lugar.