Boda entre Eugenia de York y Jack Brooksbank

Sábado, 13 Oct, 2018

Sin velo en un día de muy fuerte viento, la princesa llegó tocada con una tiara ornada con una gran esmeralda que le prestó la reina Isabel II, según reseña la agencia AFP.

Como suele ser costumbre en los enlaces de la monarquía, el vestido de Eugenia incluía varios guiños a diferentes lugares de Reino Unido en los bordados que decoraban la falda y las mangas y que incluían diseños de la rosa de York, cardos -en referencia a Escocia y al refugio estival favorito de la reina en Balmoral-, tréboles -por los orígenes irlandeses de la familia materna de la novia- y hiedra, en honor al hogar de los recién casados. El anillo de bodas ha sido hecho de una pieza de oro galés regalada también por la monarca. Hijo del contador británico George Brooksbank y Nicola, Jack tomó un camino profesional menos conservador.

Calcando la escenografía de la boda de Harry y Meghan, con casi la misma pompa que ellos, y casi cinco meses después, se ha casado la princesa de York, Eugenia Victoria.

Cuentan que cuando Jack conoció a la hija de los Duques de York, Andrew y Sarah Ferguson, por medio de la presentación de amigos en común -en la lujosa estación de esquí Verbier (Suiza) - se encontraba trabajando como camarero en Londres (que escándalo).

Una historia muy diferente la que vivió Eugenie quien creció en el corazón de Windsor, más precisamente en la residencia Royal Lodge.

Además de lucir hermosa con su vestido blanco, la cuarta nieta de la reina Isabel II sorprendió a todos cuando se puso de espaldas y dejó ver una enorme cicatriz que tiene en su espalda, producto de una operación en su columna. "Es un joven excepcional", confesó en un comunicado oficial el príncipe Andrew.