EEUU culpa a Maduro de la muerte de un dirigente opositor

Sábado, 13 Oct, 2018

"Estados Unidos condena la implicación del régimen de (Nicolás) Maduro en la muerte del concejal opositor venezolano Fernando Albán", señaló la Casa Blanca en un comunicado.

El concejal opositor fue encarcelado por su supuesta responsabilidad en el atentado fallido contra Maduro del 4 de agosto. La oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidos ha señalado que este caso será investigado y formará parte de un nuevo informe sobre las violaciones de derechos humanos en Venezuela.

En la misma línea se ha expresado la Unión Europea sobre este caso. Después de este suceso, la Casa Blanca pidió "la liberación inmediata de todos los presos políticos venezolanos" y exigió a Maduro que "tome medidas directas y creíbles para restablecer la democracia en Venezuela".

La fiscalía informó el lunes que el edil se suicidó lanzándose desde el décimo piso de un edificio policial cuando iba a ser trasladado a tribunales.

La afirmación fue hecha luego de que el fiscal designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, explicara que Albán se habría quitado la vida cuando fue al baño.

En un llamamiento dirigido al gobierno venezolano, la asociación sin fines de lucro destacó que la versión ofrecida por la Fiscalía en Caracas no coincide con "las restricciones a la libertad de circulación" a las que están sometidas las personas en reclusión en ese centro, también denominado "La Tumba", por la tortura a la que están expuestos los presos, generalmente opositores al régimen. "No estaba golpeado, estaba bien, pero sí había sido sometido a fuertes interrogatorios y presiones".

Guaidó instó a Maduro a pronunciarse en torno al asesinato de Albán mientras estaba bajo custodia de los funcionarios del Sebin y exhortó al Ejecutivo a que defina si hay respeto o no a la cadena de mando dentro del Estado venezolano.

El concejal del municipio Libertador, de Caracas, formaba parte de la treintena de detenidos por el presunto ataque contra Maduro, que dejó siete uniformados heridos. Fue detenido cuando regresaba de ese viaje, en el que aprovechó para ver a su esposa y sus hijos que viven en Estados Unidos.

El Parlamento también exige al Gobierno "que permita la entrada al país de expertos e investigadores independientes, designados por organismos de Derechos Humanos de la ONU y/o del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, para investigar la muerte de Albán". "Para nadie es un secreto las opciones de vida del señor concejal Albán, sus profundas convicciones religiosas, su coherencia con los valores de la fe que ratifican la opción por la vida y no por la muerte, su compromiso con los más pobres en las parroquias a las que servía".