Esta fuente está diseñada para recordar todo lo que leas

Sábado, 13 Oct, 2018

Si por un momento te pusieras a recordar la época en la que te dedicabas al estudio (o si todavía lo haces), te vendrán a la mente los incontables y casi interminables textos que tenías que leer para pasar un examen.

El caso de una tipografía diseñada para retener el conocimiento de una lectura es algo sumamente interesante, sin embargo, algo que podemos aprender es que la codificación gráfica está detrás de este tipo de apuestas y en mercadotecnia, es la madre de la imagen de una marca y también es un conjunto de lecciones que muchos diseñadores han tomado, para perfeccionar el desarrollo creativo de sus productos.

A primera vista, cualquiera percibe que es una forma poco ortodoxa de recordar una lectura.

Stephen Banham, profesor de tipografía, afirma que la inclinación hacia atrás a la izquierda de siete grados, y los huecos en cada letra, provocan este aumento de la memoria.

Combinando teorías de la psicología y el diseño, se argumenta que la dificultad de Sans Forgetica hace que el lector se esfuerce por seguir el texto y recuerde con facilidad su contenido.

Pensando en eso, se creó una tipografía especial que te ayudará a recordar: Sans Forgetica.

"Las fuentes 'típicas' nos resultan muy familiares, por lo que les echamos un vistazo y no se crea rastro de memoria". "Si es demasiado difícil, tampoco deja un rastro de memoria". Después de mucha investigación, se diseñaron tres fuentes que debutaron en pruebas de memoria con 100 estudiantes.

Sus creadores llaman el efecto que genera como "dificultad deseable".

Para probarla se puede ir a la página oficial de Sans Forgetica.

Según sus creadores, la Sans Forgetica ha sido probada con éxito en el laboratorio y se puede descargar desde el sitio del Instituto Real de Tecnología, o instalar una extensión de Chrome para convertir cualquier fuente de Internet en esta nueva tipografía. Allí podrás tener una vista previa del texto que ofrece.