Pitos y abucheos para Sánchez en su primera Fiesta Nacional

Sábado, 13 Oct, 2018

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su esposa, Begoña Gómez, han cometido un error de protocolo durante la recepción que han ofrecido los Reyes en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional.

Sin embargo, después del saludo de protocolo, tal como se ven en las imágenes, la pareja se situó justo al lado de los Reyes en disposición de saludar ellos también al resto de invitados, algo que impidió rápidamente un miembro de la Casa Real que acudió a decirles que se retiraran. Un asistente del Rey ha avisado a Sánchez, a los pocos segundos, de la equivocación y éste ha proseguido su camino junto a su mujer.

El desfile de la Fiesta Nacional de este viernes ha estado marcado por los pitidos y abucheos al presidente de Gobierno, que por primera vez ha ocupado la presidencia de Gobierno en el tradicional acto.

Ciudadanos presentes en el Paseo de la Castellana de Madrid recibieron y despidieron al mandatario, con silbidos y gritos como "okupa", en relación a su llegada al poder mediante una moción de censura contra Mariano Rajoy.

Al desfile asistieron, además del gobierno en pleno, excepto un ministro, los presidentes de las comunidades autónomas (regiones), excepto los de Cataluña, País Vasco y Navarra, gobernadas por nacionalistas e independentistas, y la presidenta de Baleares, que excusó su presencia por las riadas en Mallorca de esta semana, que han causado doce muertos y un desaparecido.

Sánchez recibido con pitos y abucheos en su primera Fiesta Nacional
Confusión en la línea de saludos en Palacio Real durante la primera Fiesta Nacional con Pedro Sánchez como presidente

Del mismo modo que para Sánchez, si bien en un papel diferente, este desfile será el primero del nuevo presidente del Partido Popular en el cargo.

El protocolo señala que deben ser solo los monarcas quienes saluden a los asistentes a la recepción, procedentes de todos los sectores de la sociedad.

Los reyes de España, Felipe VI y Doña Letizia, recibieron a más de 1.000 invitados en el Salón del Trono del Palacio Real.

Diez personas han muerto y un niño de cinco años continúa desaparecido por las inundaciones sufridas en la comarca de Levante de Mallorca tras las lluvias torrenciales registradas el martes, que llegaron a descargar hasta 230 litros de agua por metro cuadrado.

La festividad del 12 de octubre por el día de la Hispanidad está generando enorme polémica.