Logran que ratones del mismo sexo tengan crías

Domingo, 14 Oct, 2018

Usando células madre y edición genética, han logrado que dos hembras dieran a luz a 29 ratones, que luego fueron capaces de reproducirse de forma normal. Así engendraron 29 crías vivas de 210 embriones.

Este procedimiento también se practicó con dos ratones machos, utilizando un espermatozoide, una célula madre embrionaria haploide, un óvulo sin información genética y se eliminaron siete genes.

Sin embargo, el intento de crías con dos padres fue un poco más complicado y menos exitoso, ya que las crías murieron a días de haber nacido.

El objetivo de los investigadores chinos era determinar las reglas de reproducción necesarias para romper y crear crías de ratones del mismo sexo.

Los científicos dijeron que estaban interesados en responder por qué algunos reptiles, peces y anfibios pueden reproducirse con un padre del mismo sexo, pero otros no. En 2004, investigadores japoneses ya habían logrado producir ratones bimaternos eliminando estos genes improntados de óvulos inmaduros. Hemos visto que los defectos en los ratones bimaternos se pueden eliminar y que las barreras de reproducción bipaterna en los mamíferos se podrá lograr mediante la modificación de la impronta.

Fue más fácil con las crías de dos madres.

Un equipo de investigadores ha logrado reproducir crías de ratón a partir de parejas del mismo sexo, gracias a una nueva técnica que usa células madre modificadas borrando grupos químicos del ADN asociados al sexo.

Los científicos esperan que con estos descubrimientos se pueda avanzar en el estudio de la llamada "impronta genómica", es decir el proceso mediante el cual partes del ADN contenido en el esperma y el óvulo producen marcas en los cromosomas.

Anteriormente, los científicos habían logrado crías de ratón a partir de progenitores del mismo sexo, pero las crías tenían anomalías graves y los métodos usados requerían enrevesadas secuencias de manipulaciones genéticas, que a veces implicaban varias generaciones de ratones.

Esta información sería clave para entender enfermedades como el síndrome de Angelman, un trastorno neurológico que puede ser confundido con el autismo. Las crías luego tuvieron su propia descendencia normal. "Nos interesaba la cuestión de por qué los mamíferos solo pueden experimentar la reproducción sexual", señaló a la revista el coautor del estudio Qi Zhou, de la Academia China de Ciencias.

"Esta investigación nos muestra lo que es posible", explica en Cell el responsable de este proyecto, doctor Wei Li.

La hazaña puede ayudar a los investigadores a comprender mejor la reproducción de los mamíferos, pero conlleva importantes preguntas éticas y de seguridad. "Debido a que ciertos genes maternos o paternos se desactivan durante el desarrollo de la línea germinal a través de un mecanismo llamado impronta genómica, los descendientes que no reciben material genético de una madre y un padre pueden experimentar anormalidades del desarrollo o pueden no ser viables", ha asegurado Zhou.