La NASA anuncia el fin del telescopio espacial Kepler

Viernes, 02 Nov, 2018

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) decidió retirarlo dentro de su órbita actual, lejos de la Tierra, luego de que el observatorio espacial se quedara sin combustible.

La NASA informó este martes, por medio de un comunicado, que el Telescopio Espacial Kepler, bautizado en honor del astrónomo alemán Johannes Kepler, terminó su misión después de nueve años en órbita alrededor del Sol y del descubrimiento de más de 2.600 planetas fuera de nuestro Sistema Solar.

Eso quiere decir que esos exoplanetas se ubican a distancias de sus estrellas que harían posible que en su superficie haya agua líquida, considerada un ingrediente esencial para la vida.

La misión del telescopio espacial era encontrar otros planetas en los confines de la galaxia y del Universo, más allá del Sistema Solar. En los casi 10 años que el telescopio Kepler ha permanecido en órbita, ha localizado 2.600 planetas.

El telescopio examinó más de medio millón de estrellas durante sus operaciones, agregó la agencia. Ahora sabemos que los planetas son igual de abundantes, o más, que las estrellas.

"Como la primera misión de investigación de otros planetas de la NASA, Kepler ha superado ampliamente nuestras expectativas y abierto el camino a nuestra exploración y nuestra búsqueda de vida en el Sistema Solar y más allá", dijo Thomas Zurbuchen, responsable de la dirección científica de la NASA.

El análisis más reciente de los descubrimientos de Kepler concluye que es probable que entre el 20 y el 50 por ciento de las estrellas visibles en el cielo nocturno tengan planetas pequeños, posiblemente rocosos, similares en tamaño a la Tierra y ubicados dentro de la zona habitable de sus estrellas.

Asimismo, Kepler realizó el primer reconocimiento de los planetas en nuestra galaxia y se convirtió en la primera misión de la agencia espacial estadounidense para detectar planetas del tamaño de la Tierra en las zonas habitables de sus estrellas.

La muerte del telescopio Kepler no ha sido una sorpresa. O el planeta Kepler-16b, que gira alrededor de dos estrellas y donde, como en Tatooine -un planeta ficticio de Star Wars-, los habitantes podrían asistir a una doble puesta de sol.si no fuera gaseoso. Desde hace meses tenía muy poco combustible, y se había apagado varias veces para reservarlo para ciertos momentos especiales. "Cuando comenzamos a concebir esta misión hace 35 años, no conocíamos un solo planeta fuera de nuestro sistema solar", indicó al respecto el principal investigador fundador de Kepler, William Borucki.