Confesó el asesino del jugador del San Pablo

Sábado, 03 Nov, 2018

La investigación por el asesinato del futbolista brasileño Daniel Corrêa Freitas dio un giro esta semana con la declaración del principal sospechoso, Edison Brittes Jr., quien aseguró que mató al jugador del Sao Paulo porque quiso abusar sexualmente de su esposa durante la fiesta de cumpleaños de su hija. Podía ser su hija, su hermana, su madre, su esposa. "El hombre tenía dos cortes profundos en el cuello, la cabeza estaba decapitada y los genitales estaban cortados", señaló a los medios locales uno de los primeros policías en llegar.

Según Edson Brittes Júnior, principal sospechoso del asesinato, este encontró al futbolista intentando violar a su esposa en su propia casa. "Lo que hice fue lo que haría cualquier hombre, porque la mujer que estaba allí no era mi esposa, eran todas las mujeres de Brasil", mencionó el asesino del futbolista en un video difundido por TV Bandeirantes. "En ese momento era mi esposa, con la que llevo 20 años casado", fueron las palabras del presunto asesino.

El principal sospechoso es precisamente Brittes Júnior, quien es empresario y fue detenido este jueves por las autoridades, junto su esposa y su hija. "La mujer a la que he dedicado mi vida, que siempre me amó y respetó". Sí, hice lo que hice, quiero que todos los que me estáis viendo penséis qué haríais para mantener la integridad moral de vuestra familia y ayudar a una mujer pequeña y frágil.

La esposa y la hija del empresario también quedaron detenidas de manera temporal por un plazo máximo de treinta días porque "estuvieron todo el tiempo en el escenario del crimen y posiblemente dieron algún tipo de ayuda", según el comisario Trevisan.

Allana, la hija, secundó lo sucedido: "Estábamos en la zona de la fiesta y subí a la habitación para irme a dormir con una amiga". Unos segundos después empezamos a escuchar gritos.

En las últimas horas asesinaron a un jugador del São Paulo, y uno de los detenidos dijo "cuando abrí la puerta, él estaba encima de mi esposa, y ella gritaba pidiendo socorro". "Lo conocí hace menos de un año, pero no tuve relación con él", declaró la joven al canal de TV.

De acuerdo con las investigaciones, el futbolista de 24 años "habría sido sorprendido en la cama" con la mujer de Brittes, motivo por el cual "recibió una paliza", para posteriormente ser trasladado en el maletero de un coche a un local cercano donde fue cometido el crimen.