Fitch cambia a negativa su perspectiva de México tras cancelación de NAIM

Sábado, 03 Nov, 2018

Mediante un comunicado, HR Ratings indicó que esto se debe al deterioro que se presentó de forma inmediata en la prescripción de la inversión y riesgo del país, lo que provocó la depreciación en el tipo de cambio y que pondrá presión al alza sobre la cifra de deuda neta al cierre de este año.

El peso mexicano se depreció respecto al dólar presionaado por la decisión de Fitch Ratings de bajar el panorama de la calificación crediticia de México, combinado con el dato de empleo en Estados Unidos y comentarios del Presidente Donald Trump por caravana de migrantes.

"La revisión refleja el deterioro en el balance de los riesgos que enfrenta el perfil crediticio de México asociado con (.) la incertidumbre y el deterioro de las políticas de la administración entrante, y los riesgos crecientes de pasivos contingentes (.) de Pemex", argumentó. - Fitch Ratings mantuvo la calificación crediticia para la deuda a largo plazo de México en "BBB+", pero cambió su perspectiva de estable a negativa tras la incertidumbre generada por las políticas económicas de la administración que encabezará Andrés Manuel López Obrador.

Insistió en que existen riesgos de que el seguimiento de las reformas aprobadas anteriormente, por ejemplo en el sector de la energía, pueda detenerse, y que otras propuestas de políticas resulten en una menor inversión y crecimiento de lo que se espera actualmente.

Moody's y Fitch Ratings advirtieron riesgos para la deuda de Pemex si la Administración entrante opta por un modelo de negocio enfocado a la refinación y no a la extracción y exportación de crudo, dijo.

Sobre la decisión de cancelar el NAIM, la calificadora indicó que la medida envía una señal negativa para los inversionistas.

Bajar la perspectiva es una advertencia de las firmas de que la calificación crediticia podría ser reducida.

Asimismo, Standard & Poors informó que la cancelación del nuevo aeropuerto no modifica su calificación sobre México, pero también apuntó hacia posibles señales negativas al mercado y la preocupación de los inversionistas.

"La señal nos deja bastante incertidumbre en cuanto a la dirección de las políticas públicas, lo que nos deja interrogantes para los próximos meses".

Explicó en conferencia de prensa que el país cuenta con un alto nivel de solvencia, por lo que no prevén un cambio en la calificación, a menos de que haya un "shock imprevisto".

"Se tiene poco margen de maniobra para hacer errores y que eso tenga un impacto en la calificación y lo que están diciendo es que ese margen ya se está acabando", dijo el especialista de la institución financiera.