Nombra AMLO a Sergio Samaniego encargado del proyecto Santa Lucia

Sábado, 03 Nov, 2018

Sergio Samaniego fue designado por el presiente electo, Andrés Manuel López Obrador, como encargado del nuevo aeropuerto de Santa Lucía y Gerardo Ferrando Bravo será el próximo director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

"Se hará cargo de todo el proyecto desde sus inicios, la construcción y todas las acciones que se requieren para transformar el sitio donde ya hay un aeropuerto, en uno que sea civil", dijo en entrevista en la casa de transición de López Obrador.

"El Grupo Aeroportuario tiene la concesión de aeropuerto, de ASA, del aeropuerto que estaba en construcción, ahora tendrá a su cargo también el aeropuerto de Santa Lucía", expuso Jiménez Espriú al salir de una reunión con el presidente electo.

Samaniego es ingeniero agrónomo por la Universidad de Chapingo.

El próximo funcionario dijo que el presidente electo encomendó a Samaniego concluir el nuevo aeropuerto en 36 meses y confió en cumplir la meta.

Samaniego será el encargado del proyecto de Santa Lucía en el gobierno de AMLO.

Javier Jiménez Espriú aseguró que se les pagará todo lo que han hecho de obra y los gastos no recuperables vinculados con el contrato.

Fue Director General de Avalúos en el Instituto de Administracion y Avalúos de Bienes Nacionales (INAABIN) de noviembre de 2004 a noviembre de 2009.

Aunque el presidente electo ha dicho que el empresario José María Riobóo no participará en las licitaciones de la obra, cabe señalar que Samaniego formó parte del equipo encabezado por el constructor que proporcionó información para justificar la viabilidad aeronáutica de Santa Lucía con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En tanto, la Unión Industrial del Estado de México hizo un llamado al próximo gobierno federal a no adoptar decisiones apresuradas de adecuar la Base Aérea de Santa Lucía como NAIM, sin antes realizar todos los estudios técnicos y considerar una tercera opción, con visión para 30 años.

Pretenden que ese espacio sea útil, sustentable y sostenible para la comunidad, así como tratar de mitigar impactos en la zona, por ejemplo restaurar y volver a su vocación original el Lago "Nabor Carrillo", además de que continuarán con obras hidráulicas correspondientes para evitar inundaciones.