Los bancos estudian llevar al Tribunal Constitucional la sentencia de las hipotecas

Miércoles, 07 Nov, 2018

Las entidades financieras no se esperaban la noticia, ya que en febrero de este año el propio Tribunal Supremo dictaminó que quien debía hacer frente a esta tasa era el cliente y no las entidades con las que se suscribe el préstamo.

El Tribunal Supremo ha acordado este martes que sea el cliente quien abone el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) vinculado a la firma de una hipoteca, con lo que da un paso atrás en la reciente doctrina, dictada hace tres semanas, que imponía a la banca el pago de este gravamen.

En esta reunión plenaria se confirmará o rechazará la jurisprudencia creada después de que el presidente de la Sala, Luis María Díez-Picazo, pidiese un día después de conocerse la sentencia que se revisase esta decisión "con carácter urgente". De este modo el alto tribunal corrige a la sección que innovó la doctrina y vuelve a la jurisprudencia anterior, favorable a las entidades bancarias.

Así las cosas, la sentencia firme del pasado 18 de octubre, que por cinco votos a uno atribuyó a la banca la carga del impuesto, circunstancia que supuso un "giro radical" a la doctrina seguida desde hace años, ha sobrevolado en el debate jurídico pero sin entrar todos los magistrados en el fondo: si al final acaba pagando la banca y desde cuándo, es decir, la retroactividad de la medida.

Aplazada de esta forma la sentencia del contencioso administrativo, hay que reseñar que, al margen de lo que se decida definitivamente mañana, todo este conflicto ha dañado gravemente el prestigio de la Justicia y, sobre todo, la credibilidad del Tribunal Supremo. También negó que hubiera recibido llamadas de entidades bancarias para forzar dicha revisión.

En la deliberación de este asunto no han estado presentes tres de los magistrados de lo Contencioso del Supremo: el magistrado Rafael Fernández Valverde, que se encuentra de viaje; Segundo Menéndez, ocupado con asuntos relacionados con las elecciones autonómicas andaluzas, ya que es miembro de la Junta Electoral Central; y Octavio Herrero, que se ha apartado porque familiares suyos tienen una vivienda en Rivas-Vaciamadrid, ayuntamiento que actúa de recurrente en los recursos que se ven en este Pleno.

Tras las primeras intervenciones de los magistrados de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, la balanza se inclinaba ligeramente a favor de que la banca pague, sin embargo, finalmente la banca ha ganado.

El impuesto deriva de la inscripción de la hipoteca ante notario.

Sin embargo, se baraja la opción de que el Supremo apueste por una retroactividad limitada, solo aquellos que pagaron el impuesto desde octubre de 2014 -en torno a 1,5 millones de contribuyentes según Gestha- podrían reclamar su devolución a la Consejería de Hacienda de la Comunidad Autónoma. Hasta tal punto ha preocupado la decisión de la reunión de la Sala Tercera del Supremo de este lunes, y que continuará este martes, celebrada según algunas fuentes, por presiones de la Banca, que el Presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo Carlos Lesmes, se ha visto obligado a pedir disculpas a los ciudadanos por lo que ha reconocido que ha sido una mala gestión y desenlace de todo este asunto.