Publican decreto que topa salarios de funcionarios y elimina pensiones a expresidentes

Miércoles, 07 Nov, 2018

El diputado Pablo Gómez (Morena) señaló que aquellos que no se ajusten a la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), serán "sancionados", ya que ante dicho ordenamiento no procede ningún amparo.

Lo que significa que nadie podrá ganar más de 108 mil pesos mensuales, que será el suelto del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Delgado Carrillo explicó que la minuta fue aprobada por el Senado hace más de seis años, pero en ese tiempo los legisladores la congelaron y se venció el plazo para dictaminarla, por lo que la LXIV Legislatura aplicó una disposición en el reglamento de la Cámara de Diputados, que permite al presidente en San Lázaro publicarla de inmediato.

La legislación fue publicada por orden del Congreso de la Unión y no por el Presidente Enrique Peña Nieto.

En el artículo 6 I.se detalla que "ningún servidor público recibe una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación".

México tiene actualmente cinco ex presidentes vivos: Luis Echeverría (1970-1976), Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012).De acuerdo con información pública, los priistas Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo renunciaron a recibir su pensión, pero se conoce que sí tienen personal del Estado Mexicano asignado para su apoyo.

La Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos modifica los artículos 75 y 127 de la Constitución y es aplicable a todos los funcionarios públicos federales.

Sin embargo, se fijan límites, que implican que el sueldo de ese funcionario no será mayor a 162 mil pesos mensuales.

En el caso de las pensiones a los expresidentes, la nueva Ley señala que estas no serán otorgadas si no se encuentran asignadas por la Ley.

La Ley indica que la remuneración se basa en la anualidad, reconocimiento del desempeño, equidad, fiscalización, igualdad, legalidad, transparencia y rendición de cuentas. La legislación entrará en vigor una vez que se apruebe el Presupuesto de 2019.

La publicación subraya que "no forman parte de la remuneración los recursos que perciban los servidores públicos, en términos de ley, decreto legislativo, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo, relacionados con jubilaciones, pensiones o haberes de retiro, liquidaciones por servicios prestados, préstamos o créditos, ni los servicios de seguridad que requieran los servidores públicos por razón del cargo desempeñado".