Expresidente panameño Martinelli regresa a la cárcel

Jueves, 08 Nov, 2018

Carlos Carrillo, uno de los abogados del exmandatario, ha señalado a Reuters que de momento no podían ofrecer detalles sobre el estado de salud de su cliente, aunque sabían que permanecía en la unidad de cardiología del hospital.

"Mañana veremos cómo sigue, pero él está pidiendo hasta un sacerdote para que le dé los Santos Óleos", añadió De Martinelli, quien refirió que su esposo tenía "un dolor muy grande en el pecho y el brazo le dolía".

Luis Eduardo Camacho, vocero de Ricardo Martinelli, confirmó a través de Twitter que el expresidente panameño regresó al centro penitenciario El Renacer.

"El señor Martinelli fue trasladado hace unos minutos al hospital por una emergencia hipertensiva y otros síntomas".

"El privado de libertad notificó su quebranto, siendo evaluado inmediatamente por personal médico del Sistema Penitenciario así como por los paramédicos del Sistema Único de Manejo de Emergencias (SUME 911) quienes sostuvieron que se encontraba estable y el traslado obedece a la solicitud de salud penitenciaria para la práctica de exámenes de rigor", detallaron en la nota.

"Lo sentamos en una silla, llamamos a la doctora de El Renacer para que lo viniera a atender y él estaba frío como un témpano de hielo".

Martinelli, quien sufre varias dolencias crónicas propias de su edad, entre ellas la hipertensión, ha sido trasladado al Hospital Santo Tomás por crisis de presión arterial en otras ocasiones.

Martinelli es procesado por presuntamente haber ordenado la interceptación de las telecomunicaciones a decenas de políticos, empresarios y periodista, entre otros, en el periodo comprendido entre el 2012 y 2014, y el fiscal pide 21 años de cárcel para él.

Para el próximo 19 de noviembre está programada una audiencia por el caso de los pinchazos telefónicos, donde el juez de garantías, Jerónimo Mejía, dará a conocer su decisión en cuanto a las pruebas que serán admitidas para el juicio a Martinelli. Desde entonces, sus abogados han solicitado, sin éxito, prisión domiciliaria para el exmandatario por razones de salud.