Pablo Pérez: "De guapo no gana nadie, yo juego al fútbol"

Jueves, 08 Nov, 2018

La Superfinal del fútbol argentino tendrá nada más y nada menos que la gloria sudamericana en juego.

"Es un clásico, pero al ser una final de 180 minutos no tiene nada que ver con los partidos anteriores", señaló en conferencia de prensa Guillermo Barros Schelotto, entrenador de Boca.

Además de las adyacencias al estado de Boca, también se reforzará la zona cercana al Monumental, donde pasará a almorzar el plantel de River y los hinchas organizarán el banderazo.

Finalmente, Barros Schelotto opinó acerca de la polémica por la prohibición que impuso Boca a River para "vestir" el vestuario visitante: "A mí no me modifica nada que esté vestido o no. Para mí es lo mismo, son sólo cuatro paredes dentro de las cuales tenés que estar concentrado en lo que vas a hacer".

"Tanto River como Boca tuvieron que recorrer caminos difíciles para llegar a esta final. Han tenido que demostrar carácter, han tenido que imponerse al rival", dijo.

Y luego manifestó: "Las finales son distintas. Esta es una final muy estudiada, me parece que va a ser muy peleada, muy discutida desde lo futbolístico, muy pareja", explicó.

La AFA había anunciado en los últimos días que el entrenador Lionel Scaloni prescindiría de jugadores de River y Boca para los duelos ante los mexicanos. Es el país que más ganó la Libertadores (42,37% de las ediciones: 59).

Allí, el detalle de color es que River y Boca se encuentran en el top tres de los equipos más castigados económicamente en la Libertadores, por detrás del Deportivo Lara de Venezuela.

Boca Juniors reúne al 40% de los hinchas argentinos, mientras que River al 30%, según un sondeo de Gallup.