Temeroso de las sanciones, Venezuela busca repatriar oro depositado en Londres

Jueves, 08 Nov, 2018

El Banco Central de Venezuela (BCV) inició los trámites para recuperar unos 550 millones de dólares en oro, que se mantienen en bóvedas del Banco de Inglaterra, por la preocupación que le generan al gobierno del presidente Nicolás Maduro los posibles embargos de acreedores, según publicaron agencias internacionales que citan a dos fuentes oficiales familiarizadas con los movimientos.

Hace dos meses el BCV envió una notificación al Banco de Inglaterra en la que indicó que tiene la intención de regresar al país unas 14 toneladas de oro depositadas en la institución, agregaron las fuentes oficiales. De acuerdo con datos oficiales, al país llegaron 160 toneladas de oro.

El retiro de oro se da en un contexto de recesión, hiperinflación y sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea en contra de Maduro y su círculo cercano. La administración de Donald Trump exige que se restaure la democracia y la libertad en ese país.

Según Tamara Herrera, economista de Síntesis Financiera, "si el gobierno quiere llevar a cabo operaciones con el oro que planea traer, tendría que hacerlo con países aliados debido a las sanciones".

Con información de Reuters.

Las nuevas sanciones de EE.UU. podrían bloquear también la exportación de oro por Venezuela.

Ésta no sería la primera vez que el Banco Central venezolano repatria oro: entre 2011 y 2012 trajo de vuelta los lingotes que estaban resguardados en bancos de Estados Unidos y Europa, por orden del expresidente Hugo Chávez.

De las reservas internacionales, que rondan los 8 mil 760 millones de dólares, dos tercios están en barras de oro, lo que representa 151 toneladas, según datos más recientes del BCV. El gobierno de Maduro ha estrechado sus alianzas con Turquía, China y Rusia.

Las fuentes consultadas dijeron que la intención es tener el oro en el país.

Agobiado por las sanciones y los incumplimientos en la cancelación del servicio de deuda externa, el gobierno tiene pocas alternativas para conseguir liquidez en los mercados financieros tradicionales y cubrir las importaciones, que han bajado a niveles históricos, lo que ha agudizado la escasez de alimentos, medicinas, pañales y otros rubros básicos. En 2014, Venezuela usó este oro para operaciones de "intercambio" con bancos globales para gestionar el préstamo a Venezuela varios miles de millones de dólares con el oro como garantía.