Estado Islámico asume la autoría del ataque en Melbourne

Viernes, 09 Nov, 2018

Una persona murió y 2 sufrieron heridas este viernes en el centro de la ciudad australiana de Melbourne tras ser apuñaladas por un hombre, en un episodio que se aborda oficialmente como "un acto terrorista".

Entonces, uno de los policías disparó al hombre, que cayó al suelo tocándose el pecho, mostró el video.

Otro portavoz de la Policía, David Clayton, ha explicado en rueda de prensa que no están buscando a nadie más en este momento relacionado con el ataque.

El ataque tuvo lugar a las 04:20 hora de Australia, cuando el detenido salió con un cuchillo de un vehículo en llamas tras estrellarlo en la entrada de un centro comercial de la calle Bourke.

Las autoridades han indicado que en el interior del vehículo del atacante fueron halladas bombonas (cilindros) de gas.

Ashton evitó dar detalles sobre su identidad y los motivos del ataque, pero aseguró que el hombre, al igual que varios de sus familiares, era conocido por la policía y las agencias de Inteligencia y antiterrorismo.

Según consignó El País, en un principio la policía informó que el atacante no tenía "vínculos conocidos con el terrorismo", aunque minutos más tarde fue el autodenominado Estado Islámico quien se adjudicó este ataque.

"El autor de la operación de (...) apuñalamiento en Melbourne, en el sureste de Australia, es uno de los combatientes del Estado Islámico", dijo "una fuente de seguridad" a Amaq, de acuerdo a un escueto comunicado de la agencia difundido en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada.

"Había un hombre mayor delante de mí, literalmente a mis pies".

Imágenes difundidas en las redes sociales mostraron el vehículo en llamas desplazándose lentamente hacia la vereda, así como las agresiones de un hombre alto vestido de pantalón blanco y túnica negra mientras varios agentes de la policía intentaban reducirlo.

El sospechoso también se enfrentó con los efectivos hasta que uno de los policías lo redujo con un disparo en el pecho.

"Vi el coche en llamas".

El saldo del episodio fue una persona muerta y otras 2 heridas; una presentaba lesión en el cuello.

El lugar del incidente quedó acordonado por los artificieros para asegurar el área comercial de la calle Bourke, una de las más transitadas de Australia, que permanecerá cerrada hasta mañana si bien la Policía considera que no hay nadie más implicado en el caso.