Llaman a juicio a Rafael Correa — Urgente

Viernes, 09 Nov, 2018

En un tono de voz que denotaba preocupación, Correa insistió en que es objeto de "una persecución brutal" tras conocerse el auto de llamamiento a juicio que dictó ayer la jueza nacional, Daniella Camacho, en su contra, como presunto autor intelectual del delito de secuestro del opositor y exasambleísta Fernando Balda en Bogotá.

Rafael Correa presentó una solicitud de asilo en Bélgica en junio de 2018, días antes de que la justicia de su país emitiera una orden de prisión preventiva en su contra.

Por su parte, Balda ha anunciado este miércoles en una rueda de prensa que presentará una denuncia contra Correa por malversación de fondos, ya que la jueza Camacho ha señalado que para el secuestro del exdiputado se utilizó dinero público.

Para Correa, la acción judicial, en su opinión plagada de "irregularidades", "no tiene ningún futuro".

Rafael Correa además indicó que esta decisión es para que ya no pueda regresar al país y evitar que participe en la próxima campaña del 2019.

Desde Bélgica, de donde es su esposa, el ex jefe de Estado siempre ha negado cualquier implicación en los hechos y ha acusado a su vicepresidente de 2007 a 2013, y actual presidente Lenín Moreno, de orquestar un complot en su contra.

Correa descartó un eventual regreso a Ecuador para el juicio, al que califica como un "fraude total". "Todo está tomado. Ecuador tiene un golpe de Estado".

En las afueras de la Corte, que estuvo resguardada por policías, varias decenas de personas se concentraron para expresar su respaldo a Correa y lanzar gritos contra Moreno, sin que las autoridades hayan reportado incidentes.

"Esto no lo buscamos. Somos víctimas de la traición más grande tal vez de la historia del país y, probablemente, de la historia de América Latina, pero al final venceremos", asegura.

Sus consejeros jurídicos en Bélgica denunciaron en septiembre ante el relator especial de la ONU sobre la independencia de jueces, fiscales y abogados, el peruano Diego García-Sayán, una "persecución judicial" contra Correa "por cuestiones políticas".

"También vamos a ir al sistema interamericano, pero (.) había que esperar esta última etapa". "De persecución política, tenemos muchísimas pruebas", agrega.

"Si lo hubiera aceptado ya tendríamos la alerta roja. Y lo rechaza por ser un caso evidentemente político, es de libro de texto, es una persecución política", subrayó.

Para que compareciera en este proceso, la justicia ecuatoriana pidió circular roja de Interpol con fines de extradición, pero no ha obtenido respuesta de los organismos internacionales, y el juicio no puede adelantarse hasta que Correa llegue al estrado judicial, sea a través de una captura o de manera voluntaria.

"Mira lo que le han hecho a (Luiz Inácio) Lula da Silva", explica en referencia al ex presidente brasileño, en prisión desde abril por corrupción y lavado de dinero.