Nadador completa recorrido alrededor de Gran Bretaña

Viernes, 09 Nov, 2018

El deportista, que salió de Kent Town el pasado 1 de junio, recorrió 2 mil 882 kilómetros en el sentido de las agujas del reloj. A su regreso, se le unió un grupo de 300 nadadores que, a modo de recepción, lo acompañaron en los últimos 1.600 metros de su ruta. Hubo algunas ocasiones que luchó contra las olas, las corrientes de agua fría e incluso el mal tiempo. Y, por último, cuando logró dar la vuelta completa a la isla.

Tras festejar su hazaña, ahora llega también una parte compleja; recuperar el cuerpo luego de haber sufrido los embates constantes del agua salada. "Así es como se siente", explicó Edgley al periódico The Guardian sobre lo que tuvo que aguantar.

Durante su travesía comió 500 bananas, algunas de ellas con dedicatoria. El sol y el agua salada sometieron a su cuerpo de tal forma que empezó a tener ampollas y carne viva expuesta.

"Levantarte y que las sábanas estuvieran pegadas, tener que sacarlas y volver al agua".

"Me desperté una mañana y había trozos de mi lengua sobre la almohada", le dijo a medios internacionales.

Sorpresivamente, Edgley aseguró en la BBC que todavía no se ha "aburrido de nadar" y que ya han surgido algunas ideas para otro desafío.

Edgey entró en el libro Guiness de los récords el pasado 14 de agosto, cuando llevaba 74 días en este reto, por tratarse de la travesía más larga a nado en el mar, que hasta entonces estaba cifrada en 73 días y pertenecía a Benoit Lecomt, un nadador francés nacido en 1967 que en 1998 nadó desde Hyannis (Massachusetts, EE.UU) hasta Quiberon (Francia), con una parada de una semana en el archipiélago de las Azores.

Edgley, que había esperado terminar en 100 días, le dijo a los familiares que se habían reunido en la playa que lo saludaran: "Lo siento, llego tarde". Durante el recorrido que comenzó y finalizó en Margate beach consumió 503.236 calorías.

En 2016, Edgley ya había ganado un espacio en los Récords Guinness al escalar en cuerda la altura equivalente del Monte Everest en 19 horas.