Nuevo golpe a migrantes: Trump firma decreto que prohíbe asilo

Viernes, 09 Nov, 2018

La ley establece que "si se aplica a una proclamación que suspende la entrada de extranjeros que cruzan la frontera sur ilegalmente, prohibiría a dichos extranjeros la elegibilidad para el asilo y, por lo tanto, canalizaría a los extranjeros inadmisibles a los puertos de entrada, donde se procesarán de manera controlada, ordenada y legal".

Concretamente esta decisión implica que si los migrantes que no llegan a Estados Unidos por un puerto de entrada autorizado, van a tener vetado el asilo, en un momento en que Trump ha denunciado como una "invasión" a la caravana de migrantes centroamericanos que avanzan hacia el Norte.

Con esta medida pretende evitar que la caravana, que avanza hacia Estados Unidos, desista de entrar al país.

El texto de la proclama presidencial, publicada este viernes, especifica que durante 90 días se aplicará una "suspensión y limitación" de la solicitud de asilo de aquellos que hayan entrado a Estados Unidos sin papeles en regla y por lugares que no sean "puertos de entrada" oficiales. "La llegada de un gran número de extranjeros contribuirá a la sobrecarga de nuestro sistema de inmigración y asilo y a la liberación de miles de extranjeros en el interior de los Estados Unidos", refiere.

Bajo la modificación, a la espera de una proclamación oficial de Trump, los inmigrantes que cruzan de forma irregular la frontera no podrían solicitar asilo en el país y solo podrían hacerlo quienes acceden por puntos de acceso autorizados, informaron en un comunicado los Departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional.

"Hoy, utilizamos la autoridad que nos dio el Congreso para prohibir (el acceso) a los inmigrantes que violan cualquier suspensión presidencial sobre llegadas (al país) u otra restricción para poder ser elegido asilado", señalaron la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el fiscal general interino, Matt Whitaker.

La orden de Trump que active esta regulación será firmada hoy, de acuerdo a medios locales, y en ningún caso tendrá efectos retroactivos.

Trump ha asegurado que los inmigrantes que llegaban irregularmente por el límite con México pedían asilo para no ser deportados y quedar en libertad mientras se resolvía su situación. Nuestro sistema de asilo está abrumado con demasiadas solicitudes de asilo sin mérito de extraterrestres que imponen una carga tremenda en nuestros recursos, lo que nos impide poder otorgar rápidamente el asilo a quienes realmente lo merecen.

El mandatario ha dado este restrictivo y controvertido paso ante las tres caravanas de migrantes centroamericanos que atraviesan México con la intención de solicitar asilo al llegar a Estados Unidos.

Se espera que, como ocurrió con el veto migratorio de 2017, varios grupos presenten demandas judiciales para retrasar o bloquear los límites a las solicitudes de refugio, ya que las leyes del país recogen que tiene derecho a hacerlo cualquier persona que pisa suelo estadounidense.