ONU afirma que la capa de ozono podría reconstituirse en 2060

Viernes, 09 Nov, 2018

Desde que se firmara el Protocolo de Montreal en 1987, la reducción de emisiones de CFC, o sea, clorofluorocarbonos, que liberan bromo y cloro, se han reducido drásticamente para revertir la pérdida de ozono en las capas superiores de la atmósfera.

Hay recuperación del ozono en tasa del 1% a 3% por década desde el año 2000, informaron los autores del estudio.

Y "ahora sabemos que se está recuperando el ozono". Los rayos ultravioleta pueden causar cáncer de piel, problemas oculares y daños en los cultivos. El Protocolo de Montreal se convirtió en una respuesta colectiva a dicha amenaza, y en palabras del ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, "se convirtió en uno de los acuerdos internacionales más exitosos jamás vistos". 180 países firmaron el protocolo y acordaron eliminar los químicos como los CFC.

¿Entonces todo está bien ahora?

.

No. Aún no es un éxito completo, según Brian Toon, de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), que no formó parte del informe.

"Estamos en un punto donde la recuperación pudo haber comenzado", dijo, aclarando que aún algunas áreas del ozono no se repararon.

Pero muchos expertos lo ven como un gran paso adelante.

"Realmente son muy buenas noticias", dijo el copresidente del reporte Paul Newman, científico jefe de la Tierra en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa.

Los científicos son optimistas si se siguen implementando medidas para proteger la capa de ozono.

"Esa también es la razón por la cual la Enmienda de Kigali al Protocolo es tan prometedora para la acción climática en el futuro", dijo Erik Solheim, Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente.

La Enmienda de Kigali, que entrará en vigor el 1 de enero de 2019, requiere que los países reduzcan la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC), gases contaminantes que se utilizan en refrigeradores, aires acondicionados y otros artículos similares, en más de 80% durante los próximos 30 años, por ser sustancias que agotan la capa de ozono y porque su impacto en el calentamiento global puede ser cientos o miles de veces mayor que el del dióxido de carbono.

Los científicos aseguran que es posible evitar hasta un 0,5°C de calentamiento global este siglo a través de la implementación de la Enmienda, lo cual reafirma su importancia crucial en los esfuerzos por mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2°C, como establece el Acuerdo de París. En ese momento los investigadores atribuían esta mejora a las medidas tomadas por el Protocolo de Montreal y apuntaban a que para 2050 podríamos retroceder hasta el estado en el que se encontraba esta capa protectora en 1980, poco después de la publicación del estudio de Molina y Rowland.