Detenido un experto francotirador que quería matar a Pedro Sánchez — Exclusiva

Sábado, 10 Nov, 2018

El hombre tenía licencia de armas por su profesión y afición deportiva, ya que es vigilante de seguridad privada y compite desde hace años en tiro, siendo el mejor del club de tiro olímpico de la comarca del Vallés, donde queda Terrassa.

Una usuaria de un grupo reducido de WhatsApp fue quien dio la voz de alarma a los Mossos, al detectar que Murillo pasó de lanzar invectivas contra Sánchez, a quien llamaba "rojo de mierda", a pedir apoyo para cometer un atentado aprovechando sus conocimientos como tirador.

Está imputado por delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, por amenazas graves, tenencia ilícita de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

Murillo no había participado en actos violentos ni tenía antecedentes policiales de ningún tipo, motivo por el cual las fuerzas de seguridad no lo tenían controlado.

Indica que buscó cómplices para acabar con la vida del presidente y no dudó en desvelarlo en un pequeño grupo de WhasApp. Decía estar dispuesto a "sacrificarse por España", según ha adelantado este jueves el diario 'Público' y ha confirmado MEDITERRÁNEO DIGITAL.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el Juzgado de Instrucción 4 de Terrassa, en funciones de guardia, acordó el 21 de septiembre enviar a prisión provisional al detenido por los Mossos d'Esquadra el 19 de septiembre por unas supuestas amenazas a Sánchez. 61, y cuatro rifles de altísima precisión, capaces de acertar un blanco a 1.000 o hasta 1.500 metros de distancia, según 'Público', que también asegura que en su automóvil estaban dos de las armas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Fue al descubrir su gran pericia como francotirador cuando solicitaron la orden de entrada, registro y detención del sujeto.

Manuel M.S. también ha hablado sobre el armamento que la policía encontró en su vehículo y su domicilio: "Cuando me detuvieron, en el maletero del coche llevaba una carabina y una pistola de aire comprimido".

Este hombre está actualmente en prisión incondicional en la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde confesó nada más ingresar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez, según el citado medio.

Por supuesto, gran parte de ese arsenal estaba fuera de la ley, y varios fusiles habían sido modificados por Murillo, reparando las perforaciones en el cañón y otros puntos del arma que se hacen para inutilizarla.