El emotivo funeral de Estado de George HW Bush en Washington — FOTOS

Jueves, 06 Dic, 2018

El expresidente de México Carlos Salinas de Gortari figuró entre los asistentes al funeral de Estado del expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush.

Poco antes de que diera inicio la ceremonia, el presidente Donald Trump y su esposa, Melania, se sentaron en primera fila del templo junto a los expresidentes demócratas Barack Obama (2009-2017), Bill Clinton (1993-2001) y Jimmy Carter (1977-1981), que asistieron a la homilía con sus respectivas esposas, Michelle, Hillary y Rosalynn.

El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump llegan a la catedral nacional.

"Me mostró lo que significa ser un presidente que sirve con integridad, lidera con coraje y actúa con amor en su corazón por los ciudadanos de nuestro país (...) Cuando se escriban los libros de historia, dirán que George H.W. Bush fue un gran presidente de Estados Unidos", expresó Bush hijo. Precisamente durante el funeral del senador John McCain en septiembre, George y Michelle se encontraban sentados uno al lado del otro, cuando el expresidente le puso un dulce en la mano, bajo la atenta mirada de las cámaras, de su esposa, Laura Bush y de Barack Obama.

En la lista de invitados hay un rey (Jordania), una reina (Jordania), dos príncipes (Gran Bretaña y Bahrein), la canciller de Alemania y el presidente de Polonia, además de los representantes de más de una docena de países. "¡Se lo extrañará!", tuiteó el mandatario. "Yo también te quiero", respondió George H.W. Bush.

El papa Francisco envió en un telegrama sus "sinceras condolencias" a la familia Bush.

Angela Merkel en el funeral de Estado de George Bush padre.

La familia de Bush, incluido su hijo mayor y presidente número 43 de norteamérica.

Ayer, soldados, personas en sillas de rueda y largas filas de estadounidenses atravesaron la silenciosa Rotonda del Capitolio para ver el féretro y recordar al expresidente, cuyo legado incluyó una participación en la Segunda Guerra Mundial y una histórica ley que otorgó derechos a los discapacitados. Sully, el perro de servicio de Bush, también estuvo presente. Las banderas de los edificios públicos ondearán a media asta durante 30 días.