‘Chalecos amarillos’ hacen jaque a Emmanuel Macron

Sábado, 08 Dic, 2018

La presidencia francesa dijo que no haría ningún comentario sobre los tuits del estadounidense.

Las protestas de los 'chalecos amarillos', que expresan la cólera de los franceses que llegan con las justas a fin de mes, comenzaba a tener un efecto contagio y se expandía en otros sectores, principalmente entre los estudiantes.

Ante este escenario, el principal sindicato policial de Francia, Unité SGP Police, exigió nuevamente al gobierno, mediante un comunicado, que instaure el estado de emergencia y reclamó que el Ejército se sume a los 65.000 policías desplegados en todo el país para contener la protesta social.

Alrededor de 200 colegios de secundaria y escuelas, así como algunas universidades, estaban bloqueadas o afectadas en toda Francia el jueves, por cuarto día consecutivo.

'Las situaciones son muy variadas, con bloqueos totales o parciales, barricadas para controlar el acceso, paletas quemadas', dijo a AFP un funcionario del ministerio de Educación.

En un instituto de Mantes-la-Jolie, un suburbio al oeste de París, 151 personas fueron arrestadas frente al centro después de que los manifestantes, incluyendo varios encapuchados, se enfrentaran con la policía y quemaran dos automóviles.

El ministro insistió en los elementos que preludian un nuevo sábado con altercados que podrían ser mas graves que hace una semana, como la posible presencia incluso de armas de fuego entre los manifestantes.

Un representante de los 'chalecos amarillos', Benjamin Cauchy, pidió al presidente Emmanuel Macron reunirse con una delegación de este movimiento para 'calmar' la situación, que según él, ha llevado al país 'al borde de una guerra civil'.

En las redes sociales hay una particular efervescencia para darse cita en la capital, y los sectores más radicalizados del movimiento coquetean con la idea de asaltar el palacio presidencial.

Macron, cuyo índice de popularidad ha caído a su peor nivel desde su llegada al poder hace año y medio (23%), se pronunciará sobre la crisis a principios de la próxima semana.

Macron accedió a eliminar el aumento al impuesto de los carburantes para el 2019, pero las exigencias ya se extendieron a otros temas que afectan a trabajadores, retirados y estudiantes franceses.

Pero a pesar de esta concesión, la cólera sigue 'incontrolable', admitió Edouard Philippe.

"Sobrevivo con una pensión de 700 euros. queremos vivir, la gente quiere vivir de su trabajo", afirma Joël, un jubilado de 66 años que no había salido a manifestar desde Mayo de 1968. Algunas escuelas de la zona han suspendido también las clases ese día.

Varios museos cerca de los Campos Elíseos y Arco del Triunfo, que sufrió graves daños el sábado pasado, anunciaron que permanecerán cerrados el sábado.

Asimismo, el partido de fútbol del París Saint-Germain contra el Montpellier, previsto para el sábado, también ha sido aplazado a petición de la policía de París.