España arresta a 28 tenistas por arreglo de partidos

Viernes, 11 Ene, 2019

En total son 28 los tenistas profesionales que están imputados en la investigación que llevó a la Guardia Civil de España a desmantelar una organización que se encargaba de arreglar partidos.

Por el momento, hay 15 detenidos y 68 investigados, ha confirmado la Guardia Civil a Euronews. Uno de los tenistas, Marc Fornell, participó en el último US Open.

En un comunicado conjunto, el Ministerio de Interior, la Guardia Civil y la Europol precisaron que la trama implica a 83 personas, sumando a detenidos e investigados, entre las cuales figuran 28 tenistas profesionales de las categorías ITF Futures y Challenger.

La operación se inició a raíz de la denuncia que pusieron los responsables de la Tennis Integrity Unit (TIU), organismo anticorrupción de carácter internacional responsable de velar por la integridad en el mundo del tenis.

Las apuestas se hacían sobre estos partidos amañados utilizando identidades falsas.

"Un grupo de individuos armenios utilizaron a un tenista profesional, quien actuó como vínculo entre la banda y el resto del grupo criminal", explicó Europol.

Durante la explotación de la operación se realizaron 11 registros domiciliarios simultáneos en 9 provincias españolas, en los que se intervinieron 167.000 euros en efectivo, un arma corta, prueba documental de las identidades usurpadas, más de 50 dispositivos electrónicos, ordenadores, piezas de joyería y bolsos (invertían las ganancias en objetos de lujo), numerosas tarjetas de crédito de monederos electrónicos donde acumulaban los ingresos y 5 vehículos de alta gama. Una vez que lograban el soborno, los miembros de nacionalidad armenia se desplazaban a los lugares donde se disputaban los partidos con la finalidad de comprobar y asegurarse de que el tenista cumplía con lo previamente pactado aprovechándose, según la Guardia Civil, "de su imponente corpulencia". También se congelaron 42 cuentas bancarias.

Asimismo, daban la orden de que se efectuasen las apuestas deportivas en diversos puntos de ámbito nacional e internacional.

"Nuestros oficiales han demostrado que el grupo había estado operando desde febrero de 2017 y estiman que habían ganado millones de euros a través de la operación", agregó el comunicado de la Guardia Civil.

El dinero era después transferido a distintas cuentas hasta acabar en cuentas bajo su control bajo identidades falsas.