Genetista podría enfrentarse a pena de muerte por bebés modificados

Viernes, 11 Ene, 2019

El Telegraph informó que científicos británicos cercanos al caso dijeron que He Jiankui podría enfrentar cargos de corrupción y soborno, mismos que conllevan a la pena de muerte en el país asiático.

He Jiankui, el científico chino responsable del nacimiento de gemelos modificados genéticamente, podría enfrentar la pena de muerte por corrupción y cargos de soborno, de acuerdo con el genetista británico Robin Lovell-Badge.

He Jiankui, profesor asociado de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur en Shenzhen (China), ha provocado una disputa científica y ética internacional cuando anunció en la Cumbre de Edición del Genoma Humano, celebrada en noviembre en la Universidad de Hong Kong, que había utilizado la tecnología CRISPR-Cas9 para alterar los genes embrionarios de unas gemelas nacidas en noviembre.

He se defendió diciendo que realizó la edición genética para ayudar a proteger a las bebés de una futura infección con el virus del sida.

"Si es verdad (que editó los genomas de la manera que dice), entonces es posible que haya puesto en riesgo la vida de las niñas".

Carece de "entrenamiento básico en biología" y los experimentos que dijo que había llevado a cabo "ignoraron todas las normas de cómo se llevan a cabo ensayos clínicos o experimentos clínicos (.) Ciertamente, se debe evitar que vuelva a hacer algo como esto", señaló Lovell-Badge.

"Nadie sabe lo que estas mutaciones harán".

Lovell-Badge esperaba que pedirle que interactuara con especialistas le animara a "controlar sus impulsos".

Lovell-Badge manifestó que se enteró de lo que He asegura haber hecho en la víspera de la conferencia y que tuvo una reunión de emergencia con él.

"Pensó que lo que estaba haciendo estaba bien, que era la siguiente gran cosa", dijo Lovell Badge.

Las autoridades e instituciones chinas, así como cientos de científicos internacionales, lo han condenado y han dicho que cualquier aplicación de la edición de genes en embriones humanos con fines reproductivos es contraria a la ley y a la ética médica de China.

El investigador chino no pudo ser contactado de inmediato para responder a los comentarios de Lovell-Badge.