Tristeza en el mundo del tenis: se retira un ex número uno

Viernes, 11 Ene, 2019

Conocidos desde pequeños, ya que se encontraron muchas veces en el circuito de juniors, Del Potro y Murray animaron una intensa rivalidad cuando eran juveniles y no se llevaban bien, pero con el paso del tiempo mejoraron notoriamente su relación.

"Estaré en el Australian Open y espero poder jugar en Wimbledon el último torneo de mi carrera", añadió.

"Voy a jugar. Todavía puedo jugar a un cierto nivel, que no es un nivel en el que me sienta feliz jugando", señaló en rueda de prensa, concluyendo al señalar que "el dolor es realmente fuerte, no quiero seguir jugando así".

Murray, de 31 años, dijo que entrenó antes del inicio de la temporada con el objetivo de despedirse en Wimbledon, en donde puso fin a una sequía de 77 años para un jugador británico, pero que no está seguro que pueda alcanzar su meta.

"Hablé con mi equipo y les dije que no podía seguir haciendo esto, que necesitaba un punto final porque solo jugaba sin saber si el dolor iba a cesar", dijo el viernes.

El británico, dos veces campeón de Wimbledon (2013 y 2016) y otra más del US Open (2012), además de oro en los Juegos de 2012 y 2016 y Maestro también en 2016, reconoció que el dolor no le deja disfrutar ya del tenis.

El escocés, quien se estrenará en Melbourne ante el español Roberto Bautista (23°), no pudo contener las lágrimas después de ser consultado sobre sus actuales sensaciones.

Asegura que ya no puede jugar al máximo nivel a causa del dolor y que está considerando la posibilidad de someterse a una nueva cirugía en la cadera.

Murray pasó el 2018 casi en blanco, aunque volvió en su tramo final, después de no jugar durante la segunda mitad del 2017.