Avión con ayuda humanitaria de Puerto Rico llegó a Venezuela

Miércoles, 13 Feb, 2019

La ayuda internacional fue gestionada por el jefe del Parlamento y autoproclamado presidente interino del país, Juan Guaidó, pero que el presidente Maduro niega aceptar por considerarla una "excusa" para iniciar una intervención militar encabezada por Estados Unidos.

"La ONU dice que ya tenemos casi 100 millones de dólares aprobados en ayuda humanitaria, para atender a la población más vulnerable".

El oficial, Rubén Alberto Paz Jiménez, un "médico", llamó a sus compañeros de armas a permitir la entrada de la ayuda humanitaria que empezó a acopiarse en la ciudad fronteriza de Cúcuta (Colombia) a solicitud de Guaidó, y que Maduro afirmó que bloqueará.

Se preveía que las medicinas y alimentos que se acopian en Cúcuta ingresaran a Venezuela a través del puente de Tienditas, una moderna infraestructura sin estrenar que une los dos países.

"De acuerdo con el cronograma establecido, en esta primera etapa del proceso, las ayudas serán organizadas dentro del espacio dispuesto en el centro de acopio, con el objetivo de realizar el proceso de custodia y resguardo, cumpliendo con el compromiso del Gobierno colombiano en esta operación humanitaria", explicó la entidad.

Debido a esto, el Ejército venezolano bloqueó con un contenedor y un camión cisterna el paso por ese puente, a lo que se sumó la llegada de un convoy de la Fuerza Armada Nacional.

En este sentido, Guaidó aseguró entender que el gobernante Nicolás Maduro "se niegue a reconocer la crisis que ellos generaron".

Guaidó también rechazó "la posibilidad de un enfrentamiento entre venezolanos que quieren salvar vidas" y aquellos, "cada vez menos, que prohibirían la entrada de la humanidad".

Después, Guaidó afirmó que "el Ejército venezolano es un ejército que libera naciones" y lamentó "por lo que hacen pasar a las fuerzas armadas en nuestro momento", especialmente porque su uniforme "fue de honor, de orgullo, de trascendencia para la región y para los venezolanos".

"Depende de ustedes no seguir haciendo el ridículo como lo ordena Miraflores", aseguró ante un grupo de periodistas tras salir de una misa en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en Caracas, en alusión al palacio presidencial de Miraflores y el Gobierno de Nicolás Maduro.

Ante eso, finalmente hizo hincapié en que está "muy claro" que "la civilidad (.) va a respaldar sin duda alguna el ingreso de la ayuda humanitaria".