"El 23 de febrero ingresará la ayuda humanitaria a Venezuela" — Guaidó

Miércoles, 13 Feb, 2019

Guaidó, reconocido por unos 50 países como presidente interino, fijó el 23 de febrero cuando cumplirá un mes de haberse autojuramentado luego de que el Congreso declarara "usurpador" a Maduro por considerar que fue reelegido fraudulentamente.

Para Guaidó, "esa amenaza de falsa guerra es para intimidar" a los venezolanos, aunque no a sus simpatizantes porque saben "que no existe".

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC), Diosdado Cabello denunció el pasado lunes que a través del puente van a intentar ingresar soldados extranjeros amparados en la figura de ayuda humanitaria.

UU. están desde hace cinco días almacenados en un centro de acopio en el lado colombiano de la frontera con Venezuela, cerca del puente binacional Tienditas, que fue bloqueado por los militares con dos enormes contenedores de carga y una cisterna.

Confirmó también que se abría un segundo centro de acopio de ayuda humanitaria en el estado de Roraima en Brasil y que se estaba planeando la apertura de un tercer y un cuarto centro de acopio.

El director de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, el venezolano Gustavo Dudamel, se sumó la noche del martes al llamado que hizo Guaidó para que las Fuerzas Armadas de su país colaboren a "que esta ayuda llegue lo antes posible a quienes tanto la necesitan", según escribió en un comunicado difundido en su cuenta oficial de Twitter en inglés y en español.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo estar preparada para enviar ayuda de urgencia a Venezuela, sumida en una debacle económica que forzó la salida del país de al menos 2,3 millones de personas desde 2015, pero aclaró que para esto requiere el acuerdo de las autoridades en el poder.

Buscando quebrar a la Fuerza Armada, sostén del gobierno, Guaidó ofreció amnistía a los militares que desconozcan a Maduro y les advirtió que impedir el paso de alimentos y medicinas es un "crimen de lesa humanidad".

Maduro descartó que haya un choque entre las tropas y los voluntarios.

"Ustedes (en el chavismo) hablan de una supuesta guerra que no va existir (.) ¿quién estaría dispuesto a ir a la guerra si (Maduro) no tiene ni siquiera el respaldo y el respeto de sus vecinos y el mundo?" "Nosotros no participamos en lo que no es para nosotros una ayuda humanitaria", dijo.

Bajo la consigna "Venezuela le habla a la Fuerza Armada", la oposición llamó a una marcha y concentración en el este de Caracas para pedir de nuevo a los militares que no acaten la decisión de Maduro sobre la ayuda. Maduro afirmó a BBC que su país tiene depositadas en Inglaterra 80 toneladas de oro y confió en que no le sean confiscadas.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que quiere desarrollar el comercio del metal precioso con Venezuela, a pesar de las advertencias de Estados Unidos.

De nuevo los venezolanos se volcaron a las calles, incansables, enfundados en el tricolor.

La protesta opositora coincidirá con una movilización convocada por el gobierno en el centro de Caracas para conmemorar el Día de la Juventud, que recuerda una batalla librada por jóvenes en la lucha por la independencia del país, y para recolectar firmas para una carta que enviarán a Estados Unidos contra la intervención en el país sudamericano.