España aprobará orden para exhumar los restos del dictador Franco

Miércoles, 13 Feb, 2019

El Consejo de Ministros ordenará este viernes la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos.

Porque además de presentar recursos a todos los trámites y de recusar reiteradamente a la instructora del procedimiento, hasta en doce ocasiones, se han querellado contra ella y los funcionarios responsables de la operación, pero la querella ha sido rechazada junto con las denuncias ante los juzgados de primera instancia.

El Gobierno de Pedro Sánchez aprobará este viernes 15 de febrero la orden de exhumar los restos mortales de Francisco Franco para enterrarlos en una localización distinta del Valle de los Caídos. Y, en ningún caso, aceptar que el destino sea la cripta de La Almudena.

"Existe una imposibilidad legal", se asegura en el documento interno que recuerda los argumentos de la Delegación del Gobierno en Madrid que desaconsejaban el enterramiento allí: "la inhumación en dicho lugar supondría evidentes riesgos para el orden público, la seguridad ciudadana y la movilidad tanto en la propia Catedral como en el entorno de la misma".

"Una amenaza que el Gobierno no puede asumir al igual que la exaltación que supone mantener nuevamente la tumba de Francisco Franco en un lugar accesible y abierto al público", concluye. EL PAÍS avanzó el pasado junio los planes del Ejecutivo para el traslado de los restos del dictador, pero desde entonces ha encontrado múltiples obstáculos debido, sobre todo, al "comportamiento obstruccionista" de la familia, según fuentes de La Moncloa.

Así, alegan que el Gobierno ha dado "prioridad a la voluntad de la familia" para volver a inhumar el cadáver pero que, a menos que ésta señale un lugar compatible con la legalidad, el orden público y la seguridad ciudadana, la decisión corresponderá al Gobierno.

En suma, las fuentes hacen hincapié en que todo el procedimiento administrativo seguido para sacar a Franco del Valle de los Caídos se ha instruido "con escrupuloso respeto y seguimiento de las normas aplicables" y con las "máximas garantías" para su familiares.

En cuanto a la autorización de la Iglesia, considera que se circunscribe a inviolabilidad de un templo, esto es al acceso a la basílica y que, si bien es precisa para entrar, no puede ser negada cuando se refiere al cumplimiento de una resolución legal como es el caso, una vez hable el Supremo.