Oposición venezolana alista marchas para exigir entrada de ayuda humanitaria

Miércoles, 13 Feb, 2019

Guaidó reiteró que el plan para el ingreso y distribución de la ayuda humanitaria comienza este sábado 16.

El presidente de la Cruz Roja Internacional en Colombia, Christoph Harnisch, declaró a la prensa que el envío "no es una ayuda humanitaria", pues ha sido ordenada por un "Gobierno impuesto" (en referencia al autoproclamado Guaidó) en Venezuela, sin la aprobación de las autoridades legítimas.

La protesta opositora coincidirá con una movilización convocada por el gobierno en el centro de Caracas para conmemorar el Día de la Juventud, que recuerda una batalla librada por jóvenes en la lucha por la independencia del país, y para recolectar firmas para una carta que enviarán a Estados Unidos contra la intervención en el país sudamericano.

El conflicto político ocurre en plena debacle económica, con escasez de medicinas y alimentos impagables para la mayoría por la hiperinflación.

Alimentos y medicinas enviados por Estados Unidos permanecen desde el jueves en un centro de acopio en la ciudad de Cúcuta, Colombia, cerca del puente fronterizo Tienditas, bloqueado por militares venezolanos con dos contenedores y una cisterna.

El domingo, Guaidó había acusado a Maduro de tener un gobierno "casi genocida" por prohibir el ingreso de ayuda humanitaria al país.

Brasil aceptó instalar en el estado fronterizo de Roraima (norte) un centro de acopio, informó en Brasilia Lester Toledo, coordinador designado por Guaidó para la recepción de los insumos.

Guaidó, reconocido por unos 50 países como presidente interino, fijó el 23 de febrero cuando cumplirá un mes de haberse autojuramentado luego de que el Congreso declarara "usurpador" a Maduro por considerar que fue reelegido fraudulentamente.

"Ustedes (en el oficialismo) hablan de una supuesta guerra que no va existir (.) ¿quién estaría dispuesto a ir a la guerra si (el gobernante Nicolás Maduro) si no tiene siquiera el respaldo y el respeto de sus vecinos y el mundo?", dijo al término de la manifestación en Caracas. Esta semana, los militares realizan ejercicios ante una eventual acción armada no descartada por el presidente Donald Trump.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, advirtió el martes a su homólogo estadounidense Mike Pompeo, durante una entrevista telefónica, contra el "uso de la fuerza" en Venezuela, indicó la diplomacia rusa.

Asimismo, descartó que haya un choque entre las tropas y los voluntarios -unos 120.000 según Guaidó- que se inscribieron para ayudar en el ingreso de la asistencia. "No habrá represión de esas características", dijo Maduro.

El analista internacional, Luis Quintana, sostiene que no el cargamento no puede considerarse una ayuda humanitaria porque está financiado por EE.UU., una nación que baraja públicamente entre sus opciones "la intervención militar" como vía para "afrontar" la profunda crisis económica que atraviesa el país suramericano, "cuyos efectos son agudizados por las sanciones y bloqueo financiero que aplica" Washington.

Mientras Guaidó tiene el decisivo impulso de Estados Unidos y el respaldo de América Latina y Europa, Maduro cuenta con Rusia, Turquía, Irán y China, aunque según The Wall Street Journal diplomáticos chinos se reunieron con delegados del opositor para ver temas de deuda y proyectos petroleros.

Maduro afirmó a BBC que su país tiene depositadas en Inglaterra 80 toneladas de oro y confió en que no le sean confiscadas.