El gobierno bonaerense inicia la negociación paritaria con los gremios docentes

Jueves, 14 Feb, 2019

La reunión paritaria entre el gobierno de la provincia de Buenos Aires y los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) pasó hoy a un cuarto intermedio luego de que se registrara un cruce de alta tensión entre las partes por el pedido de los maestros para que el encuentro fuera televisado.

La reunión, que comenzó una hora más tarde de lo previsto por el reclamo del titular de UDOCBA, Miguel Díaz para que se televisara el encuentro, debió pasar a un cuarto intermedio de casi dos horas luego que los representantes del gobierno detectaron que representantes de ese gremio la transmitían en vivo por las redes sociales y hubo gritos e insultos contra funcionarios.

Se trata de una actualización automática, la que será mensual durante los primeros tres meses y trimestral hasta diciembre.

La Provincia ofreció a los gremios aumentos que se actualicen de acuerdo a la inflación que anuncie el Indec.

Pero los docentes la rechazaron tajantemente: "Dejamos bien en claro que tiene que haber un recupero de la pérdida salarial de 2018 con ese 32% que impusieron y el 47,6 que dio la inflación", dijo Mirta Petrocino de la FEB a la salida de la reunión.

Debido a esta situación, el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, decidió levantar la reunión. "No hay nada que ocultar, muestren lo que piensa el director de Educación, que ahí está", recriminó en plena paritaria Díaz.

Según explicó el sindicalista, el año pasado se perdieron 15 puntos, y teniendo en cuenta la proyección inflacionaria, los salarios quedan muy desactualizados.

Por otra parte, destacó que "el inicio de clases está condicionado porque la paritaria del año pasado no cerró". Así al menos lo asumen los referentes sindicales que se sentarán a negociar con el Ejecutivo bonaerense, quienes ya avisaron que pedirán que se discuta "el salario perdido durante el 2018", además de negociar la pauta para 2019.

Pese a ello, precisó: "Vamos a conversar de ese tema en la próxima reunión porque nuestra obligación y misión es agotar todos los caminos para llegar a un acuerdo que garantice el inicio de clases el 6 de marzo".

"Los representantes del gobierno vienen con una postura y no modifican un ápice lo que traen, no escuchan y eso es lo queremos mostrar", agregó el dirigente quien consideró que el pedido era viable y tiene que ver con el grado de "transparencia" que quiere tener el gobierno.