Bolsonaro se pronuncia sobre la matanza en la escuela de Sao Paulo

Viernes, 15 Mar, 2019

Un multitudinario velorio despidió este jueves a víctimas de la matanza perpetrada la víspera por dos exalumnos en un colegio de Suzano, cerca de Sao Paulo, que se suicidaron después de asesinar a ocho personas.

El día de ayer, se produjo un atentado alrededor de las 9:10 de la mañana, en la escuela Raúl Brasil, un colegio estatal de Suzano, en la zona metropolitana de San Pablo.

Las autoridades aún no confirmaron las razones del ataque ni las identidades de los estudiantes asesinados, pero informaron que tienen edades entre 15 y 17 años.

Inmediatamente Guilherme desciende portando una una pistola calibre.38 y comienza a disparar a quienes se encontraban en la recepción, mientras su cómplice permanece un momento en el vehículo del que saca una mochila con más una ballesta, un arco y flecha y un machete.

Acto seguido, entra el segundo y ataca con un hacha a los heridos que yacían en el suelo antes de que una estampida de estudiantes despavoridos le rebasen corriendo cuando huían del otro agresor.

Bolsonaro se pronuncia sobre la matanza en la escuela de Sao Paulo
Video | Las estremecedoras imágenes de la masacre en la escuela de Brasil

El Ministerio Público investiga si los asesinos actuaron influenciados por alguna organización criminal ligada a los espacios violentos de la 'deep web' que parece que frecuentaban.

"Querían demostrar que podían actuar como lo que ocurrió en Columbine, en Estados Unidos, con crueldad y con carácter trágico para que fueran más reconocidos", afirmó el comisario jefe de la Policía Civil de Sao Paulo, Ruy Ferraz Fontes. Se trata de un adolescente de 17 años quien es sindicado como uno de los que planificó la masacre escolar.

Por otro lado, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, ofreció una indemnización de 100.000 reales (unos 26.000 dólares) para cada una de las familias de las siete víctimas fatales de la escuela, aunque de aceptarlos tendrán que firmar un documento en el que se comprometen a no emprender acciones legales contra la Administración.

Esta matanza revivió la polémica sobre la flexibilización de la tenencia de armas decretada por Jair Bolsonaro, defensor de autorizar su porte.

El peor precedente de una masacre de este tipo data de abril de 2011, cuando un exestudiante mató a 12 alumnos e hirió a otros 20 antes de suicidarse en la localidad de Realengo, en Río de Janeiro.