Los últimos mensajes que recibió Natacha y no llegó a responder

Viernes, 15 Mar, 2019

Los fiscales que investigan la muerte de la modelo Natacha Jaitt, ocurrida el 23 de febrero en un salón de eventos de Benavídez, comenzaron este jueves a analizar los 299 chats de WhatsApp, los más de 400 videos y 21.000 fotos que hallaron en el teléfono celular de la víctima, informaron fuentes judiciales.

La pericia se llevó a cabo esta mañana en la fiscalía de Violencia de Género de Tigre, con presencia de los tres fiscales que investigan el caso: Diego Callegari, Sebastián Fitipaldi y Cosme Iribarren.

Fuentes judiciales confirmaron que los convocados para los peritajes, entre los que se encontraban expertos en cibercrimen de la Policía de la Ciudad, accedieron al celular y consiguieron una copia de seguridad de su contenido.

"¿Te bañaste? Me tuvo una hora hablando por teléfono el dueño del salón que voy mañana".

Tras reiterar en varias oportunidades que "cada celular es un mundo" y que el de Jaitt permaneció ensobrado y en poder del Ministerio Público desde que fue secuestrado, Callegari dijo que este miércoles se realizará es la descarga de datos de los dispositivos a una base de datos para posteriormente analizaros. Cualquier hijo sabe la contraseña de la tablet de su mamá.

En tanto, el abogado de Ulises, Alejandro Cipolla, manifestó al respecto que "Es raro, porque nosotros contábamos con la clave, pero ahora esa clave no funciona".

El letrado también aclaró que va a ser "muy complicado" ingresar a la tablet si no se encuentra la clave, porque en los iPad "el software es prácticamente incorruptible". El mendocino reveló algunos audios que la modelo le había mandado y que comprometen a Guillermo GonzaloRigoni, el dueño del local Xanadú.

"Tenía contactos que decían SIDE y otro que no tenían agendados nombres", agregó.

El fiscal recordó que el teléfono marca Samsung que se presume es de Natacha fue secuestrado en el asiento del acompañante de la camioneta del empresario paraguayo Raúl Velaztiqui Duarte, motivo por el cual en primera instancia hay que certificar que sea el de ella.

Pero también hubo otro registro: "Mirá el salón, el tipo de eventos que yo hago son estos, eh", el que habría sido acompañado de imágenes. Luego ella se quedó sola otros 13 minutos, hasta que Velaztiqui y el dueño del local subieron a la habitación y tras intentar "reanimarla" -tal y como describieron ante la justicia- durante 9 minutos, llamaron al 911.