Sentencian en España a madre que cacheteó a su hijo

Viernes, 15 Mar, 2019

Un acto que, según los magistrados de la Audiencia de Pontevedra, incurre en un delito de maltrato en el ámbito de la violencia doméstica. La Audiencia ha ratificado que, dado que carece de antecedentes, la pena se sustituya por trabajos comunitarios.

Consideran probado que, en la noche del 20 de mayo de 2018, la mujer, que convivía con su hijo de 10 años, le pidió que se duchase. Comenzó entonces una discusión que fue subiendo de tono y que la madre finalizó con dos bofetadas en las mejillas, dejándole dos eritemas.

Pese a que la misma recoge la facultad de los padres de corregir a sus vástagos, expresa que esta potestad solo puede concebirse siempre orientada al beneficio de los pequeños "y encaminada a lograr una formación integral".

"La reprensión ante una eventual desobediencia de la menor nunca puede justificar el uso de la violencia que el acusado ejerció", indicaron los jueces en el fallo.

El juzgado aseguró que los padres tienen todo el derecho de reprender a sus hijos, pero que los castigos "tienen como límite infranqueable la integridad física y moral", de los niños, apunta El País.

La mujer no podrá aproximarse a su hijo a menos de 200 metros durante medio año y se le prohíbe, asimismo, la tenencia y porte de armas durante seis meses.

La Audiencia estima que, de existir el derecho de corrección en el ordenamiento jurídico, ni siquiera procedería invocarlo en este caso concreto "cuando se utilizan vías de hecho expresamente desautorizadas por el ordenamiento jurídico que a todo el mundo le consta que están prohibidas, pues su ilicitud es notoriamente evidente".