Excarcelan a 50 detenidos en Nicaragua

Sábado, 16 Mar, 2019

La excarcelación del nuevo grupo obedece a una decisión unilateral y política del Gobierno, según la Alianza Cívica, que sostiene que en la mesa discuten los procesos y los mecanismos que garanticen la libertad absoluta de los "presos políticos". "Queremos muestras contundentes", acotó la universitaria Valeska Valle.

Las negociaciones, que se desarrollan en la sede del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), al sur de Managua, habían sido abandonadas por la Alianza Cívica el domingo pasado después de ocho sesiones sin que las partes se hubieran puesto de acuerdo en los temas de fondo, relacionados con la justicia y la democracia.

Las partes llegaron a ese acuerdo tras una reunión conjunta con el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, que participan en calidad de testigos y acompañantes.

La liberación de personas detenidas en el contexto de las protestas se produjo luego que el gobierno se comprometió el miércoles a liberar a "un núcleo apreciable" de presos para destrabar la negociación con la alianza, que exige la libertad de todos los detenidos.

El país vive desde el 18 de abril pasado una grave crisis política que comenzó con una protesta estudiantil contra una reforma a un plan de pensiones y que escaló hasta pedir la salida del poder de Ortega, de 72 años.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

"Hay como 300 manifestantes presos a los que aún no les han presentado cargos", indicó Montenegro a la AFP.

Dijo que existen expectativas de que entre los presos a ser liberados figure Miguel Mora, director del clausurado canal 100 % Noticias, critico al gobierno, o su directora de prensa, Lucía Pineda, de nacionalidad nicaragüense y costarricense. El Gobierno de Ortega se niega a adelantar las elecciones aduciendo que tal hecho constituye una violación del orden jurídico del país.

La economía nicaragüense podría sufrir este año una contracción de hasta 11% debido a la caída de los depósitos bancarios y de la inversión extranjera, según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Como gesto de buena voluntad, le piden la liberación "inmediata e incondicional" de los más de 600 presos políticos que continúan encarcelados, aunque defienden la necesidad de resolver el retorno de los exiliados, el desarme de los grupos paramilitares afines al Gobierno y la desmilitarización de las calles en el marco del diálogo.