Expresidenta argentina Kirchner viaja a Cuba por salud de su hija

Sábado, 16 Mar, 2019

Tanto la exjefa de Estado como su hija tienen causas judiciales en Comodoro Py relacionadas a la empresa Hotesur y Los Sauces por lavado de dinero y asociación ilícita.

La hija del fallecido Néstor Kirchner, padecería un cuadro de "ataques de pánico y anorexia". La publicación, como suele ocurrir con la ex presidenta de la Nación, generó fuertes debates entre quienes la apoyan políticamente y quienes no. Entre estas personas se encuentra Cristina Pérez, quien hizo un tajante comentario sobre la situación familiar Kirchner. "No más con ella por favor", insistió, y enfatizó que "una vez más", en los tribunales "no solo se violan" los derechos de los opositores al Gobierno de Mauricio Macri, sino también los de sus "hijos e hijas".

"CFK usa la salud de su hija en un documental melodramático".

En esos días, dijo, 'pidió hacerse una consulta médica por el prestigio internacional que tiene el sistema de salud cubano que como todos saben es de altísima calidad.

"Allí le revisaron y le explicaron que debía comenzar un tratamiento, y terminado el festival retornó al país ese mismo diciembre", indicó.

CFK culpa a la justicia de enfermar a su hija:
Expresidenta argentina Kirchner viaja a Cuba por salud de su hija

En febrero Florencia volvió a viajar a Cuba para realizar un curso de cine, área en la que se desempeña, durante el 18 de febrero y el 8 de marzo.

"Sin embargo, no pudo siquiera iniciarlo porque cuando llegó, luego del vuelo, su estado de salud se había deteriorado sensiblemente".

"Les pido a los que nos odian, o que nos ven como enemigos, que por favor, que por favor se metan conmigo. Por la patología que padece no puede permanecer de pie ni sentada por periodos prolongados de tiempo", precisó Cristina.

Cristina resaltó que cuando presentaron el certificado médico de Florencia ante los tribunales solicitaron la reserva que el caso amerita para no seguir afectando todavía más el estado clínico de su hija. En cambio, Florencia -más allá de sus convicciones profundas-, decidió otra vida, el arte y la militancia feminista.