Gobierno federal busca a migrantes desaparecidos

Sábado, 16 Mar, 2019

En ese sentido, añadió, este miércoles se implementó el "Operativo Búsqueda en Vida Tamaulipas" como acción conjunta y coordinada en que participarán elementos de la Policía Estatal de Tamaulipas, la Secretaría de Defensa Nacional, la Policía Federal, la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas, la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas y la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas.

La Comisión Nacional de Búsqueda es un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaria de Gobernación, que determina, ejecuta y da seguimiento a las acciones de búsqueda de Personas Desaparecidas y No Localizadas, en todo el territorio nacional, de conformidad con lo dispuesto en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

Ciudad de México. Autoridades federales y del estado de Tamaulipas dieron a conocer la implementación de dos operativos policíacos como parte de las acciones que se llevan a cabo para tratar de localizar a las 22 personas -que presuntamente son migrantes extranjeros- que en días pasados fueron obligados a descender de un autobús por integrantes de un grupo delictivo.

El pasado 7 de febrero, al menos 22 personas fueron bajadas de un autobús de pasajeros por individuos encapuchados y armados, y subidos a camionetas con rumbo desconocido.

Desde el momento de la recepción de la noticia, agregó, la Comisión Nacional ha estado en contacto permanente con distintas autoridades federales y estatales, "impulsando esfuerzos de vinculación, operación, gestión, evaluación y seguimiento de acciones de búsqueda en vida, localización e identificación de las personas desaparecidas".

La Secretaría de Gobernación informó que una hipótesis de la pesquisa es que las personas habrían contratado traficantes de migrantes para que los cruzaran a Estados Unidos.

En la zona donde ocurrió la desaparición tuvo lugar la muerte de 72 migrantes centroamericanos en el municipio de San Fernando, una matanza atribuida el cártel de los Zetas, en 2010.