Los jóvenes alzan la voz contra el cambio climático

Sábado, 16 Mar, 2019

Este jueves, a modo de portavoz de este 15-M Climático en la capital riojana, Penélope Guerra explicaba que no se cerraba las puertas a nadie en esta concentración (lo cierto es que en la plaza logroñesa hay gente de todas las edades) que también está teniendo lugar en otras muchas ciudades españolas y del mundo.

"¡123 países!", tuiteó Thunberg de 16 años e ícono del movimiento.

Del 15M Climático se espera que sea el del despegue de un movimiento que se inició el 20 de agosto del 2018 de la mano de Greta Thunberg, una joven sueca, que entonces tenía 15 años, que inició sus protestas los viernes frente al Parlamento de su país.

Nueva Zelanda fue el punto de partida, con manifestaciones de centenares de estudiantes, incluido en Christchurch, donde el sangriento atentado contra dos mezquitas llevó a la policía a acordonar el centro de la ciudad.

En opinión de Moreno, "las personas que más van a sufrir las inundaciones y el hambre serán los pobres, no las elites adineradas que más contaminan el ambiente", reafirmando una consigna repetida por los estudiantes ayer, "está en nuestras manos ser parte del cambio y salvar lo que nos queda de planeta". Ahí pidió a los líderes del mundo que tomaran acciones contra el calentamiento global. "Quiero un aire que no afecte mis pulmones y agua limpia que no me haga enfermar".

En Londres, miles de jóvenes marcharon desde Downing Street hasta el Palacio de Buckingham, donde algunos se encaramaron a una estatua gigante frente a la entrada.

"Dicen que somos el futuro, pero los jóvenes somos el presente, si no actuamos ahora no lo haremos nunca", afirmó a la AFP Rosalía González, una estudiante de Psicología de 19 años.

Algunos responsables trataron en varias ciudades de persuadir a sus estudiantes de no hacer huelga, fracasando en su mayoría.

Existe un amplio consenso entre la comunidad científica internacional sobre los peligros del cambio climático, que incluyen el aumento del nivel de lo océanos, una situación que ya hoy tiene consecuencias sobre poblaciones costeras, como el caso de localidad de Cartí Sugdup en Kuna Yala, uno de los primeros pueblos de América Latina obligados a migrar por los efectos del cambio climático.

En Australia el ministro de Educación, Dan Tehan, también cuestionó las protestas en las que participaron 50.000 estudiantes según organizadores.