Fracasa la manifestación separatista en Madrid: No van ni 10.000 personas

Domingo, 17 Mar, 2019

"Democracia es decidir" son los lemas de la protesta, que concluirá en la plaza de Cibeles, y a la que han llegado miles de personas procedentes de Cataluña en cerca de 500 autocares y una quincena de trenes AVE.

La protesta hizo un recorrido corto, de la Puerta de Atocha a la glorieta de Cibeles, en donde se vieron sobre todo banderas separatistas catalanas y lazos amarillos, que el movimiento secesionista ha convertido en su símbolo de los "presos políticos".

"Quim Torra ha encabezado una marcha en la que las consignas más repetidas fueron "Libertad presos políticos" y "¡No pasarán!".

En la cabecera se encontraban el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el expresidente Artur Mas y varios de los actuales miembros del Govern, entre ellos Elsa Artadi, así como el presidente del Parlament, Roger Torrent. Del País Vasco también participarán Gure Esku Dago y de Altsasu Gurasoak; desde Galicia la Confederación Intersindical Galega, Via Galega y la Plataforma Galicia con Cataluña; de Andalucía, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT); y desde Aragón, Puyalón (nacionalistas aragoneses). Escucha España, que no hay lucha pequeña por los derechos civiles ni viajes largos para los derechos de autodeterminación.

Apelan, destacan, a todos los demócratas de España para que apoyen el derecho a decidir.

Las tensiones entre Madrid y Barcelona se descongelaron parcialmente desde la crisis constitucional provocada por la declaración de independencia de Cataluña a finales de 2017, pero el juicio de 12 líderes separatistas por su papel en el proceso ha sido uno de los muchos puntos de un conflicto que acabó haciendo descarrilar las negociaciones entre el gobierno central y el catalán. Durante ese momento, se ha oído a una persona gritar "viva España", lo que ha merecido alguna leve reprobación de los manifestantes. "Estoy aquí porque creo en el derecho de autodeterminación", ha dicho otro manifestante. En las primeras jornadas las defensas de los acusados denunciaron el carácter "político" del proceso y rechazaron los cargos de rebelión, sedición, malversación y desobediencia.

A las 17.00 horas, una decena de alcaldes independentistas cantaron vara en mano el himno del Segadors en el edificio de la Bolsa y luego recibieron el aplauso de las cientos de personas que se amontonaban en la cabecera de la manifestación, que lleva por lema 'La autodeterminación no es delito. Democracia es decidir'. También han asistido a la manifestación abogados luciendo la toga negra característica de este colectivo, entre ellos Gonzalo Boyé, que defiende al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Alrededor de 500 efectivos de la Policía Nacional han velado por la seguridad de la manifestación, la mayoría adscritos a las Unidades de Intervención Policial (UIP) -los antidisturbios-, pero también de las Unidades de Prevención Rápida (UPR) y de los Grupos Operativos de Respuesta (GOR), según han detallado a Efe fuentes policiales. Las calles adyacentes al Paseo de Recoletos se encontraban acordonadas por agentes de la Policía Municipal y de la Policía Nacional.