Muere una de las tortugas más amenazadas del mundo

Martes, 16 Abr, 2019

Una tortuga hembra llamada Xiangxiang perteneciente a la especie conocida como caparazón blando Yangtzé murió a la edad de 90 años debido en el zoológico de Suzhou ubicado al este de China luego de un intento fallido para inseminarla artificialmente.

El periódico dijo que no hubo complicaciones por el intento de inseminación artificial, pero que un equipo de investigación integrado por expertos nacionales e internacionales realizaría una autopsia para determinar la causa de la muerte.

Tras la muerte de la hembra, ahora sólo quedan tres ejemplares en el mundo uno en el zoológico de Suzhou, uno en el lago Dong Mo al oeste de Hanoi y uno en el lago Xuan Khanh en las afueras de Hanoi.

Según la agencia de noticias estatal China News Service, Xiangxiang ya había sido fecundarla de forma artificial en cuatro ocasiones desde 2008, todas ellas sin éxito.

Las informaciones apuntan a que ahora solo quedan tres ejemplares vivos en el mundo: un macho en este mismo zoológico chino y otras dos tortugas en Vietnam, cuyo sexo no se ha confirmado hasta el momento.

Los encargados trataron de reanimarla durante 24 horas y extrajeron su tejido ovárico para guardarlo en nitrógeno líquido con el objetivo de seguir intentando salvar a la especie en el futuro.

La especie, cuyo nombre científico es Rafetus swinhoei, crece hasta 100 cm y pesa hasta 100 kg.

Tras no ser incluidas en la lista de especies amenazada que el régimen chino elaboró en 1989, el número de tortugas de caparazón blando del Yangtsé fue descendiendo debido a la pesca intensiva, a la destrucción de su hábitat y a otras actividades humanas.