Actualidad

¿Cómo puedes conocer las verdaderas intenciones de otra persona?

verdaderas intenciones de una persona

El arte de leer en los demás es una herramienta eficaz para lidiar con diversas situaciones en el día a día. Pero no es necesario ser un detective capacitado de primera clase para descubrir qué está pasando en la cabeza de otra persona.

Pensando en ello, a continuación te decimos cómo puedes conocer las verdaderas intenciones de alguien más?

Definir el modelo básico de su comportamiento

La gente tiene diferentes hábitos. Durante la conversación, algunos miran al suelo, cruzan los brazos sobre el pecho, aclaran la garganta, se rascan la cabeza o se frotan los pies. Se comportan de esta manera por una variedad de razones. Definir un modelo básico de su comportamiento te ayudará a comprender cuándo estos movimientos son solo una cuestión de hábito y cuándo son un signo de mentira, enojo o nerviosismo.

Centrarse en las desviaciones en su comportamiento

Presta atención a las discrepancias entre el comportamiento típico de la persona que has definido (ver el punto anterior) y su expresión momentánea y gestos momentáneos.Por ejemplo, puedes encontrar que alguien tiene el hábito de toser cada vez que está nervioso. Coincidencia, ¿o hay algo más detrás?

Mira los gestos

Los significados ocultos no siempre tienen que estar ocultos bajo un gesto o una palabra. Pero si más de un gesto sugiere algo, presta atención. Por ejemplo, si notas que una persona se rasca la cabeza, mueve las piernas y tose; entonces, la combinación de tantos gestos probablemente ya no será una mera coincidencia.

Compara su comportamiento habitual con el actual

Si descubres que una persona se comporta de manera ligeramente diferente de lo habitual, presta mucha atención a estas diferencias. ¿Cómo se trata a otras personas? ¿Cambiará su expresión cuando se dirija a ti? ¿Y qué hay de su postura y lenguaje corporal?

Neuronas espejo

Las neuronas espejo de nuestro cerebro reflejan el estado de nuestra mente, pero también los estados de los demás. Por ejemplo, el sentimiento de felicidad activa los músculos responsables de la expresión alegre. Cuando fruncimos el ceño, las neuronas “reflejan” nuestro disgusto. Pero también pueden reflejar la felicidad o el disgusto de otro.

Son las neuronas espejo las que hacen que los seres queridos imiten a menudo inadvertidamente nuestros gestos.

Nota la fuerza de su voz

Una persona segura de sí misma suele tener una voz fuerte. La persona más fuerte no siempre tiene que ser un líder, un capitán, un líder y no tiene que sentarse a la cabeza de la mesa. El líder oficial puede ser una persona débil que depende en gran medida del más fuerte. Por lo tanto, presta atención a la fuerza de la voz. Si descubres quién es realmente la personalidad más fuerte del grupo, tus posibilidades de éxito aumentarán.

confiar en otra persona